Edición Impresa

Colón le ganó al Rojo, subió a la cima y sueña

Colón escaló anoche a la punta del torneo Clausura, tras a ganarle a Independiente, que se retiró insultado, por 1-0, en cancha de Huracán en el partido que dio inicio al décimo acto del campeonato. El interminable goleador Esteban Fuertes, de 36 años, decretó la victoria sabalera en un perfecto contragolpe a los 33’ del segundo tiempo...

Sábado 18 de Abril de 2009

Colón escaló anoche a la punta del torneo Clausura, tras a ganarle a Independiente, que se retiró insultado, por 1-0, en cancha de Huracán en el partido que dio inicio al décimo acto del campeonato. El interminable goleador Esteban Fuertes, de 36 años, decretó la victoria sabalera en un perfecto contragolpe a los 33’ del segundo tiempo y quedó a cuatro tantos de acumular cien con la camiseta de la entidad rojinegra.

  Colón, cuyo objetivo es engrosar el promedio del descenso para asegurar la permanencia, lidera el campeonato con 21 puntos, dos por encima de Vélez, que recibirá hoy a Arsenal.

  Como contracara, los jugadores de Independiente se fueron silbados e insultados por sus hinchas en el tercer partido del nuevo ciclo técnico de Américo Gallego.

  El partido se resolvió en el complemento con un inteligente trabajo del equipo visitante y un pésimo funcionamiento local en términos individuales y colectivos.

  El técnico de Colón, Antonio Mohamed, corrigió la fragilidad defensiva de la parte inicial con el ingreso de Nicolás Torres por Diego Chitzoff para conformar una línea de cuatro.

  Su colega, en cambio, nunca encontró la solución para el vacío de su equipo en la zona central de la cancha, donde el ex volante de Newell’s Gastón Machín nunca pudo sentirse cómodo.

  A partir del dominio de la pelota, bien logrado fundamentalmente por Sebastián Sciorilli, Colón superó posicionalmente al rival y aprovechó un error ajeno para conseguir lo que no había podido por elaboración propia.

  El gol del triunfo nació de un lateral defensivo local. Lionel Ríos perdió infantilmente la pelota, Sciorilli escapó a espaldas de los volantes y habilitó al Bichi Fuertes, quien definió con maestría. Fue la consecuencia de una superioridad que a esa altura del partido se evidenciaba con claridad.

  Independiente, que apenas mostró un disparo de Ismael Sosa en el travesaño, no tuvo ningún jugador capaz de cambiar la historia y su hinchada —harta de la irregularidad del equipo— lo castigó con un nuevo repudio generalizado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS