Edición Impresa

Clausuraron una disco por ruidos molestos

Se trata de Gotika, en Mitre al 1500. Desde su creación, la Secretaría de Control realizó unas 90 inspecciones diarias en distintos locales.

Sábado 12 de Abril de 2014

La Municipalidad clausuró ayer el boliche Gotika, en Mitre al 1500, tras analizar el resultado de una serie de inspecciones realizadas por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana luego de denuncias por ruidos molestos realizadas por los vecinos de la zona. Desde su control, esta nueva secretaría lleva realizadas unas 90 inspecciones diarias.

Según detalló el secretario de Control y Convivencia, Pablo Seghezzo, el Tribunal de Faltas decidió "promover la clausura por 30 días" y detalló que el boliche "no podrá realizar ninguna actividad comercial durante ese plazo".

El funcionario explicó que "las inspecciones, que fueron elevadas al Tribunal por la Dirección General de Inspección de Comercio, Industrias y Servicios, se realizaron en el mes de febrero y detectaron un nivel mayor a los decibeles de música permitidos en la normativa vigente". Ese proceso administrativo dio como resultado la clausura que dictaminó ayer el Tribunal.

"Teníamos varias denuncias de vecinos de la zona porque el lugar excedía los límites en el sonido permitido, y eso generaba un malestar entre las personas que viven cerca del establecimiento al no poder descansar tranquilos por la noche. Celebro este tipo de medidas porque, junto a la clausura del bar de Tucumán al 1100 dictaminada el miércoles, son muestras claras de la férrea decisión de la intendenta, Mónica Fein, de fortalecer los controles en la vía pública y en los distintos sectores comerciales y de servicios que propone la ciudad", sostuvo Seghezzo.

En la misma línea, el secretario de Control y Convivencia Ciudadana señaló que estas acciones se dan por "la disposición de profundizar y hacer más estricto los controles en la noche rosarina, buscando garantizar mayores condiciones de convivencia entre los jóvenes, los vecinos y las distintas actividades comerciales nocturnas, haciendo efectivo el cumplimiento de las normas locales".

En movimiento. "Desde que comenzó esta nueva secretaría llevamos más de 13.200 actas labradas, eso significa más de 90 inspecciones diarias. Esta situación nos muestra una mayor satisfacción por parte de los vecinos, y este tipo de medidas así lo demuestran", subrayó el funcionario municipal.

Asimismo, añadió que "desde el área de inspección se realizan, de manera continua, recorridas a los locales nocturnos para verificar el cumplimiento de horarios y de las normativas vigentes". En sintonía con esto, ejemplificó lo hecho hasta estos días con diferentes actuaciones, como es el hecho de "Tucumán al 1100; Salta e Italia; 9 de julio y Sarmiento; Avellaneda y Marcos Paz; o San Lorenzo al 700".

Seghezzo remarcó el objetivo fundamental del área que controla: "Profundizar y hacer más estricto los controles en la noche rosarina buscando garantizar mejores condiciones de convivencia entre los jóvenes, los vecinos y los locales bailables, haciendo efectivo el cumplimiento de las normas locales. Todos deben cumplir las ordenanzas para obtener la ciudad que queremos, por eso desde el Ejecutivo municipal defendemos y garantizamos los derechos de las mayorías por sobre los intereses individuales", remarcó.

Piden informes por una bailanta. En el Concejo hay tres iniciativas sobre la bailanta Poker Night, que funcionó hasta la semana pasada envuelta en una polémica por venta de drogas en la sede del Club Central Córdoba (Sarmiento al 3200). Los proyectos incluyen un pedido de cierre en el 2013 que nunca tuvo respuesta. Ahora se sumaron pedidos urgentes para saber quién habilitaba el local en forma irregular, ya que funcionó dos años con permisos de parlante precarios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario