Edición Impresa

Clausuraron un burdel en el que trabajaba una veintena de mujeres

Secuestraron preservativos, 5 mil pesos y documentación de interés para la causa por facilitamiento y explotación de la prostitución. Una mujer que regenteaba a las meretrices quedó detenida. Los 23 clientes que estaban en el lugar debieron declarar.

Lunes 31 de Marzo de 2014

Una investigación iniciada en febrero a partir de una denuncia anónima al 145, el teléfono gratuito para denuncias de posibles casos de trata, derivó en un allanamiento y la clausura de un burdel que funcionaba sobre la ruta A-012, a dos kilómetros y medio de la provincial 21, en jurisdicción de Pueblo Esther. El procedimiento, que se realizó en la madrugada del sábado, resultó con la detención de la regente del lugar, en el que al momento de la irrupción policial había 19 mujeres ejerciendo la prostitución y 23 clientes.

La Secretaría de Prevención e Investigación de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad de la provincia comunicó que las mujeres que trabajaban en el prostíbulo tienen entre 19 y 38 años. Una de ellas es de nacionalidad paraguaya, otra dominicana, dos de la provincia de Misiones y las restantes santafesinas. Todas "fueron separadas de sus clientes y de los responsables del lugar. Luego se les tomó declaración en calidad de víctimas", explicó a La Capital la titular de la dependencia, Ana Beatriz Viglione. En el operativo, dispuesto a partir de una investigación por el delito de facilitamiento y explotación de la prostitución, participó personal policial de la Dirección Especial de Prevención y Sanción del Delitos de Trata de Personas y de las Tropas de Operaciones Especiales. Intervino también la Dirección Nacional de Migraciones y el Ministerio de Trabajo provincial.

"Al allanamiento concurrimos con un equipo interdisciplinario conformado por un psicólogo y una asistente social, para una inmediata asistencia de las mujeres, que tras declarar vuelven a sus domicilios", señaló Viglione. En este sentido, la funcionaria indicó que estas 19 meretrices "tenían un hogar a dónde volver. Si se diera algún caso en el que no tuviera a dónde ir, se articulan una serie de herramientas con los municipios o Nación, a través de la Dirección de Políticas de Género, entre otras dependencias". Sobre los 23 clientes que estaban esa madrugada en el burdel, la secretaria de Prevención e Investigación de Delitos Complejos indicó que éstos sólo fueron demorados para que prestaran declaración testimonial y luego liberados.

Del local nocturno, que quedó clausurado porque no contaba con la debida habilitación municipal para funcionar, se secuestraron preservativos, más de 5 mil pesos en efectivo y documentación de interés para la causa, en la que interviene el Juzgado de Instrucción de la 9ª Nominación de Rosario y la Fiscalía de Causas NN.

Por último, Viglione reiteró que el delito que se investiga es el de facilitamiento y explotación de la prostitución. "En principio en este caso no hay delito de trata", acotó y se mostró sorprendida por la cantidad de mujeres que se hallaban ejerciendo en el lugar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS