Edición Impresa

Clásico y moderno

Con la producción de Quentin Tarantino, hoy se estrena "El hombre de los puños de hierro", una aventura épica de artes marciales y samurais que transcurre en el siglo XIX. El responsable de la...

Jueves 12 de Septiembre de 2013

Con la producción de Quentin Tarantino, hoy se estrena "El hombre de los puños de hierro", una aventura épica de artes marciales y samurais que transcurre en el siglo XIX. El responsable de la dirección y protagonista es el músico RZA que debuta detrás de cámara después de una prolongada experiencia como autor de bandas de sonido, también junto a Taratino, como lo hizo en "Django sin cadenas" y "Kill Bill". El tercer integrante del grupo que impulsó el proyecto es Eli Roth, colaborador del director en "Bastardos sin gloria" y autor del guión junto a RZA, quien además compuso la música.

Acompañado por un elenco estelar internacional también liderado por Russel Crowe y Lucy Liu, cuenta la épica historia de guerreros, asesinos y un héroe marginado y solitario en la China decimonónica que deben unirse para destruir al traidor de su clan. Desde su llegada a la aldea, un herrero (RZA) ha sido obligado por facciones radicales de la tribu a crear elaboradas herramientas de destrucción. Cuando la guerra entre los clanes comienza, el hombre canaliza una antigua energía que lo transforma en un arma humana.

RZA, conocido como el líder del grupo de hip-hop Wu-Tang Clan, que también incluye a los populares integrantes como Method Man, Ghostface Killah y el fallecido Ol 'Dirty Bastard. RZA se diversificó en el cine, asumiendo pequeños roles y componiendo canciones, especialmente, lo que incluye la banda de sonido de "Kill Bill:. Vol. 1", de Tarantino.

Casi una década más tarde de aquel trabajo, y luego de participar en algunos tanques de Hollywood como "Ligeramente embarazada", "¿Qué pasó ayer 3" y "Titanes del Pacífico", el músico de 43 años combinó su amor de la infancia por las películas de artes marciales para, además de protagonizar y dirigir, coescribir con Eli Roth "El hombre de los puños de hierro".

El hombre orquesta. Filmada en China, el personaje que se reservó RZA, cuyo verdadero nombre es Robert Fitzgerald Diggs, es el de un tranquilo herrero que termina siendo el defensor del pueblo. Durante una entrevista con Reuters, RZA explicó cómo fue compaginar tres roles diferentes: "Mi espíritu tenía que estar muy fuerte para lograr esto que fue realmente difícil. En la mañana (como el director) me preocupaba por todo el mundo y me la pasaba hablando rápido sobre varios temas, pero luego tenía que estar listo para la escena. Y tenía que sincronizar mi voz con la de este tipo. Y tenía que sincronizar mi espíritu con él. El no sonríe una sola vez en la película. Yo sí sonrío. Yo no tengo ese tipo de dudas mórbidas", afirmó.

Este fue su papel como actor más importante hasta la fecha y sobre esa experiencia aseguró que comprobó la soledad del actor ante su trabajo. "Lo que me pasó es que puedo dar fe como actor es que yo estaba solo en China, personalmente solo. Y creo que eso se nota en la pantalla". Pero, aun a pesar de estar rodando en un lugar exótico, con estrellas del cine como Russell Crowe y Lucy Liu, y grandes figuras de las artes marciales, ¿cómo podía sentirse solo? "No tenía amor", afirmó el músico. "Sabes lo que quiero decir. Es como entrar en una sala de masaje: eso sabés que no te va a dar ningún tipo de amor. Y yo estaba anhelando por un minuto eso. Así es como aprendí por qué los actores se enamoran de sus co-estrellas", bromeó el artista.

Trabajo duro. En cuanto a su debut como director, RZA dijo que fue un trabajo arduo. "Fue un duro trabajo de 18 horas diarias. Hacía frío. La comida a veces era terrible y el idioma era un problema, pero intenté que fuese una diversión. No dejé que nada me impida este camino. Estoy agradecido y feliz de haber tenido la oportunidad de aprender este arte y expresarlo. Siento que de todo lo que hago como artista -música, escribir letras, estoy en la moda y la ropa- el cine es el medio perfecto que reúne todo. Creo que encontré lo que debería estar haciendo y maduré hasta ser esta clase de persona".

Para el artista, hacer cine no necesariamente significa dejar atrás el trabajo de su grupo de música. Al contrario, consideró que la pantalla grande es el lugar que debe ocupar actualmente. "Para mí, el cine es el medio en el que Wu-Tang tiene que estar. Ahora tenemos que estar en los cines, donde solíamos sentarnos con nuestras familias, y realmente apreciar nuestra infancia de una manera diferente. Esa es la razón por la cual funcionan películas como «Iron Man», «Capitán América», «Thor», todo el trabajo de «Los Vengadores», porque somos adultos que leyeron cómics y ahora queremos que nuestros niños entiendan las cosas que amamos", consideró.

Continuará. RZA no descartó la continuidad del filme que podría transformarse en una franquicia, de acuerdo a cómo se desempeñe en la taquilla. "Si «El hombre de los puños de hierro» funciona y la gente lo acepta, tenemos grandes ideas para la segunda parte. Tendríamos una gran secuela de todos los personajes y las historias detrás de ellos que son notables". En parte ¿se trata de que RZA está creando su propio universo Marvel? "En esencia, sí", afirmó el director y músico.

Según declaró a medios estadounidenses, la idea sobre la película se origina en sus primeros años de vida. "Esta idea probablemente me llegó cuando era un niño caminando a la escuela en Staten Island. Muchas mañanas no tenía un centavo para tomar el autobús, así que tenía que caminar y cuando lo hacía me gustaba fantasear sobre películas. Cuando tenía ocho o nueve años, un primo mayor que yo me llevó a un cine de Staten Island para ver una película de Bruce Lee y otra de Jim Kelly. Esas fueron mis primeras películas de artes marciales, y me enamoré de este género desde entonces. Como comencé a ser un friki del kung-fu, hubiese ido caminando hasta la Calle 42 (en Manhattan) para ver esas películas. Pero cuando iba a la escuela, me gustaba soñar con películas. Así que esto comenzó en la mente de un chico que estaba atrapado en la pobreza del ghetto y utilizaba las película para escapar de eso".

Con el apoyo de dos maestros independientes

RZA apeló a dos referentes del cine independiente, como Quentin Tarantino y Jim Jarmusch, cuando notó que podía explorar esa veta: “Tuve la oportunidad de trabajar para un montón de gente, incluyendo Quentin Tarantino en «Kill Bill». Vi lo que estaba haciendo y le pregunté «¿Puedo ser tu alumno?» Y él me dijo : «Por supuesto». Me permitió ir al rodaje de «Kill Bill» en Pekín. Estuve un mes mirándolo trabajar a él y a director de fotografía Bob Richardson hacer sus trucos. Sobre Jarmusch, para quien trabajó en “El camino del samurai”, señaló: “Hemos tenido un montón de charlas sobre cine y me mostró películas suyas que no sabía que existían. Acabo
de empezar a aprender acerca de las películas como un cinéfilo. Por suerte tuve la oportunidad de encontrarme con gente generosa que me enseñó lo que tenía que aprender”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS