Escenario

Cine rosarino de exportación: el corto "Epirenov" llegó al Festival de Cannes

El director Alejandro Ariel Martin contó cómo es este trabajo, que ya participó en 80 festivales internacionales en los que obtuvo 14 distinciones

Miércoles 14 de Julio de 2021

Epirenov es el último habitante de la Tierra. Acompañado por su mascota Duret, camina por un mundo devastado en busca de las piezas necesarias para construir un compañero. “Epirenov” también es el título del cortometraje grabado con la técnica de stop motion por el rosarino Alejandro Ariel Martin que participa en el 73º Festival de Cannes en la sección Short Film Corner, uno de los 80 festivales de cine internacionales en los que el filme obtuvo 14 reconocimientos, entre premios y menciones. Desde Cannes, Martin contó a Escenario el origen de este trabajo que partió de una pregunta tan simple como inquietante: ¿qué pasaría si fuésemos eternos?.

“El personaje se encuentra en ese desierto, repitiendo las mismas acciones monótonas día tras día; su objetivo es salir de esa rueda, encontrar un punto de fuga. La creación de un otro es esa forma de salir. Terriblemente generosa y egoísta a la vez”, reflexionó el director sobre la idea que atraviesa este filme con manufactura artesanal, sin recursos digitales, cielos pintados y objetos y personajes realizados con elementos reciclados que demandó tres años de trabajo y la toma de casi 34 mil fotografías para 15 minutos de filmación.

Trailer - Epirenov

“Epirenov” fue producido por Bloom Producciones Audiovisuales y contó el apoyo de Espacio Santafesino. Participó en los festivales Nuevo Cine Latinoamericano, de Cuba; Hiroshima Animation Festival, Japón; Bengaluru International Short Film Festival, India; Spark Animation, Canadá; BIFFF, de Bélgica, además de otros realizados en España, Estados Unidos, Perú y Alemania.

Martin, graduado de la escuela Escuela Provincial de Cine y Televisión de Rosario y en Comunicación Social y posgraduado en Comunicación Creativa de la Universidad Autónoma de Barcelona, es optimista con respecto al futuro de la creación audiovisual de la ciudad. “Creo que el cine en Rosario tiene un muy buen futuro, en todas las áreas hay excelentes realizadores, al nivel de cualquier lugar del mundo. Obviamente que estos son momentos muy complicados desde lo económico y sería necesario un mayor apoyo a las producciones locales”, consideró.

¿Cómo surge la idea de este corto? ¿En qué te inspiraste?

La idea del corto surge de la pregunta ¿qué pasaría si fuésemos eternos? Una pregunta sencilla. La temática principal que aborda el cortometraje es la soledad y como ésta puede llevarnos a destruir lo poco que tenemos.

peli2.jpg
 La producción demandó tres años de trabajo.

La producción demandó tres años de trabajo.

¿Qué reflexión podés hacer sobre la búsqueda o el objetivo de Epirenov?

El personaje se encuentra en este mundo devastado, repitiendo las mismas acciones monótonas día tras día, su objetivo es salir de esa rueda, encontrar un punto de fuga. La creación de un otro es esa forma de salir. Terriblemente generosa y egoísta a la vez.

¿Cómo llegaste a participar del Festival de Cannes?

Epirenov viene realizando un buen circuito de festivales. Hasta el momento ha participado en 80 festivales internacionales y obtuvo 14 reconocimientos, entre premios y menciones. Entre los principales festivales se encuentran el Festival Latinoamericano de Cine de la Habana, Cuba; Hiroshima Animation Festival, Japón y, en estos momentos, el Short Film Corner del Festival de Cannes. Para la participación en los distintos festivales se debe inscribir el cortometraje y atravesar un proceso de selección.

peli4.jpg
Alejandro Martin es egresado de Escuela de Cine de Rosario.

Alejandro Martin es egresado de Escuela de Cine de Rosario.

¿Por qué elegiste la técnica de stop motion?

La técnica de stop motion apareció naturalmente a la hora de abordar la temática del cortometraje. Al estar situado en un futuro distópico buscamos que tanto los decorados como los personajes estuvieran compuestos por los restos de lo que alguna vez fue el mundo. Necesitábamos que esos elementos fueran reales, palpables, que conservaran su aura. Todo lo que se ve en el corto fue construido a mano con objetos reciclados. No se realizó ningún efecto por computadora. Los cielos están pintados sobre telas viejas, las nubes son de guata, los personajes están compuestos de antiguas radios, relojes y otros artefactos. En total se tardó tres años en finalizar el proyecto, un año de construcción de las escenografías y los personajes, un año y medio de rodaje y seis meses de posproducción. Una locura para lo que son los tiempos de realización de un cortometraje de ficción. Locura imposible de realizar sin un equipo que estuvo inclaudicable a lo largo de todo el proyecto.

peli3.jpg

¿Cómo ves el panorama del cine en Rosario?

Creo que el cine en Rosario tiene un muy buen futuro, en todas las áreas hay excelentes realizadores, al nivel de cualquier lugar del mundo. Obviamente estos son momentos muy complicados desde lo económico y sería necesario un mayor apoyo a las producciones locales.

¿Qué otros proyectos tenés?

En este momento estoy trabajando en dos proyectos, otro cortometraje de animación stop motion con elementos surrealistas que aborda la historia de un grupo de oficinistas atrapados en un antiguo edificio. Si me preguntabas hace unos meses ni loco me metía en otro proyecto de stop motion, lleva una cantidad de tiempo increíble y es bastante alienante estar ocho horas para que un personaje levante la mano. Pero se ve que con el tiempo uno se olvida. El otro proyecto es un largometraje que funcionaría como una precuela de "Epirenov", este sí con actores de carne y hueso, o eso espero.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario