Edición Impresa

Cine: "Días de esperanza" se estrena el jueves en Rosario

Una historia de amor inesperada, entre la cárcel y el desaliento. La actriz Kate Winslet, como una mujer solitaria, y el actor Josh Brolin, en el rol de un evadido de prisión, protagonizan el filme de Jason Reitman.  

Martes 18 de Marzo de 2014

El director Jason Reitman, conocido por haber dirigido algunas comedias icónicas para las nuevas generaciones como "La joven vida de Juno" y "Amor sin escalas", aborda un territorio desconocido con su nuevo filme "Días de esperanza", una historia de amor ambientada en la década de 1980 entre una ama de cada y el fugitivo de una cárcel que se esconde en una pequeña ciudad de Estados Unidos. El filme, que se estrena hoy, está protagonizado por Kate Winslet y Josh Brolin.

Adaptado por Reitman de la novela de 2009 escrita por Joyce Maynard —una de las pocas amigas conocidas de J.D.Salinger, el autor de "El guardián entre el centeno" o "El cazador oculto"—, la película se centra en una madre sola y agorafóbica (Winslet), y su hijo de 13 años de edad. Sus vidas dan un vuelco durante un fin de semana de 1987, cuando un presidiario (Brolin), los obliga a esconderlo en su casa.

La película, que fue estrenada a nivel mundial en el último Festival Internacional de Cine de Toronto, es un punto de partida distinto con respecto a otras obras de Reitman, que han tenido una mirada más general o distinta, como el embarazo de adolescentes, grupos de presión empresariales y el estilo de vida de viajero frecuente.

Pero el director, de 35 años, originario de Montreal e hijo del director Ivan Reitman -conocido por éxitos como "Los Cazafantasmas" y "Un detective en el kinder"- dijo que no tenía intenciones de cambiar de carril en una carrera que ya le ha anotado dos nominaciones al Oscar como mejor director.

"Yo no estaba buscando hacer un cambio", dijo en una conferencia de prensa el cineasta. "Curiosamente, creo que debajo de todo, esta película es similar a mis otros trabajos en los que aparecen héroes atípicos".

La película recibió el aplauso de la prensa en Toronto, además de una nominación a mejor actriz en drama para Kate Winslet. Las críticas, en tanto destacaron la calidad de la realización.

Los que les pasa a los personajes es un fin de semana completamente atípico, que comienza el Día del Trabajo ("Labor Day" es el título original). La historia se cuenta a través de la perspectiva de Henry Wheeler, el hijo de 13 años (interpretado por el debutante Gattlin Griffith), y narra la evolución de la relación entre la Frank Chambers (Brolin) y Adele Wheeler (Winslet), que funciona como el motor de la historia.

Adele, apenas capaz de salir de su casa después de un divorcio traumático, de mala gana acompaña a su hijo a comprar ropa poco antes de comenzar las clases, cuando un extraño con sangre en la camisa les exige que lo lleven en su auto.

Una vez en la casa de Adele, Frank se convierte tanto en el captor y el hombre de la casa de Adele y Henry. Ata a Adele a una silla, pero luego tiernamente la alimenta con una cuchara; obliga a Henry a rechazar a un hombre que golpea a la puerta, pero luego le enseña cómo hacer un buen lanzamiento de béisbol.

Mientras que los flashbacks revelan el pasado tanto de Adele como de Frank, la historia en la actualidad se desarrolla a un ritmo constante con el un pequeño pueblo de New Hampshire como telón de fondo, con los vecinos que golpean a la puerta y los policías que patrullan las calles.

Para Brolin, quien no es ajeno a los personajes duros en películas como "Sin lugar para los débiles" y "Temple de acero", la preparación para el papel implicó aprender a hacer una tarta desde cero, necesario para una larga escena.

"Las hice muy bien", bromeó Brolin. "Les enviaba correos electrónicos a todos con fotos de mis tartas", dijo el actor quien además traía regularmente tartas para sus compañeros de trabajo, el equipo técnico y los choferes que trabajaron en el rodaje.

Reitman añadió sobre las habilidades culinarias de Brolin: "Josh es la imagen de la masculinidad, pero cocinar le gusta tanto que no sería extraño encontrártelo en tu puerta con un delantal, muy contento por lo crocante que le puede salir la masa ese día".

Sobre los personajes de su último filme, explicó: "Siempre me ha interesado la crisis de la mediana edad y todos mis filmes tratan sobre eso. En "Juno" me atraían los personajes del matrimonio interpretado por Jason Bateman y Jennifer Garner", aclaró el cineasta, y ahora es el turno de una mujer, además, con conflictos para sociabilizar y acosada por un presidiario evadido.

Gente común, vidas extrañas

Jason Reitman aspiró al Oscar en dos ocasiones, y recibió un Cóndor de Plata, el premio de la Asociación de Críticos de la Argentina. Estuvo a punto de llevarse la estatuilla dorada en 2009 por “Amor sin escalas” en la cual George Clooney tenía como medio de vida despedir a empleados. Y en 2008 por “La joven vida de Juno” en la que un embarazo no deseado no es el conflicto principal. Sus películas suelen tener la particularidad de ubicar en el centro a unos héroes muy parecidos a una persona común, y eso explica la forma en que se difunden y ganan terreno. “Hay gente que no quería ir a ver una película sobre la industria tabaquera (“Gracias por fumar”), sobre una chica embarazada o sobre un hombre que despide gente, y luego van porque leen una crítica o son nominadas para algo. Así es cómo mis películas consiguen su audiencia”, aseguró el director canadiense.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario