Escenario

Cine / Crítica de "La excavación": Pasado, presente y futuro en un íntimo primer plano

Calificación: Muy Buena. Intérpretes: Carey Mulligan, Ralph Fiennes, Lily James, Monica Dolan y James Dryden. Dirección: Simon Stone. Género: Drama / Histórico. Exhibición: Netflix.

Domingo 07 de Febrero de 2021

Un descubrimiento real y trascendente para la historia de Reino Unido es narrado de forma intimista en “La excavación”. La película estrenada por Netflix y protagonizada por Carey Mulligan (“El Gran Gatsby”), Ralph Fiennes (“El gran hotel Budapest”) y Lily James (“Rebeca”, “Mamma Mía!”), transcurre unos meses antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial en un lugar llamado Sutton Hoo, en el sureste de Inglaterra. Una viuda (Edith Pretty, a cargo de Mulligan) llama a un respetado arqueólogo aficionado (Basil Brown, interpretado por Fiennes) para que excave unos extraños túmulos ubicados en su campo. Lo que encontrará Brown será uno de los mayores tesoros de la historia de Inglaterra sobre un período muy poco documentado hasta ese momento, actualmente expuesto en el Museo Británico. Ante la trascendencia del hallazgo, el museo toma el control de la excavación y Brown es desplazado a tareas menores, en tanto que su nombre fue incluido recién hace pocos años junto al de Pretty en la exhibición permanente.

La excavación, con Carey Mulligan y Ralph Fiennes | Tráiler oficial | Netflix

Ese monumental hecho histórico transcurre paralelamente al relato de relación que entablan Brown y Pretty, además de las tramas secundarias, marcadas por la creciente incertidumbre ante una guerra inminente, lo que ubica en un mismo plano el pasado, el presente y el futuro. En ese momento es cuando entra en escena la pericia del director Simon Stone para dejar el conflicto bélico como telón de fondo y poner en primer plano a unos personajes surgidos de la novela de John Preston en la que se basa la película. Preston, el mismo autor del libro en el que se basó “Un escándalo muy inglés”, con Hugh Grant y Ben Whishaw, crea una atmósfera de nostalgia y determinación ante lo inevitable, donde la profundidad de los dramas y conflictos personales acompañan con discreción la tragedia que pronto recorrería toda Europa. Stone logra llevar a la pantalla ese clima enrarecido de preguerra, entre lo heroico y lo doméstico, pero lo hace con una mesura similar a la impuesta por Joe Wright en “Expiación, deseo y pecado”, película sobre la novela de Ian McEwan y ambientada en el mismo período.

Además del elenco extraordinario en el que los actores secundarios amenazan con opacar el brillo de las tres estrellas protagónicas, como Monica Dolan (“Black Mirror”) o Johnny Flynn (“Emma”), se destacan la fotografía de Mike Eley (“La decisión”, con Susan Sarandon) y la edición de Jon Harris (“Kingsman: Servicio secreto”, “Trainspoting”, “Snatch: Cerdos y diamantes”). Eso sumado a la original forma en que Stone hace avanzar el relato, con la mitad de los diálogos en off sobre tomas con los personajes en silencio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario