Escenario

Cine / Crítica de "El universo de Clarita": Un aproximación a la ciencia con humor y emoción

Calificación: Muy buena. Testimonios: Clara Micheletti, Sofía Méndez, Yayo Ekdesman, Alejandro López, Victor Buso y Beatriz García. Dirección: Tomás Lipgot. Género: Documental. Exhibición: Cine El Cairo.

Domingo 18 de Abril de 2021

Clarita piensa en la luna desde los 4 años: la dibujó en la primaria, la llevó estampada en una remera y la estudió en el taller de astronomía “Proyecto Miradas” de los rosarinos Yayo Ekdesman y Sofía Méndez. Al principio quería ser astronauta, después astrónoma. La adolescente es la protagonista del documental “El universo de Clarita” que recorre su pasión temprana por el cosmos y reflexiona sobre cómo es posible unificar los datos fríos de la ciencia con las emociones.

El universo de Clarita | Trailer (subtítulos descriptivos)

“Un amigo te cuenta que vio un unicornio, te lo describe, te cuenta cómo es, pero es mejor verlo a que te lo cuenten”, dice frente a la cámara y manifiesta la curiosidad y el ingenio que sostiene y atraviesa el discurso de Clarita. O razona: “Dicen que el cosmos se creó de un molécula, pero ¿de dónde salió esa molécula?”, se interroga, y eso la lleva a Dios, aunque aclara, pragmática y con humor: “Esto es un documental de ciencia, no de creencias, no de religión” y remata exclamando entre risas “¿¡Por qué me mandaron a una escuela católica!?”.

Esos breves diálogos dan una idea del ambiente en el que creció Clarita, el fundamental, el de una familia que le permitió pensar “lo que quiera”, como le dice su madre. En ese espacio pudo desarrollar su curiosidad, su sensibilidad, inteligencia y actitud crítica para no dar nada por sentado sin perder nunca su sentido del humor y sus bromas, como queda claro en el filme.

Durante tres años de rodaje, el director Tomás Lipgot, Clarita y parte de su familia recorrieron sitios centrales para la investigación como Campo del Cielo, en Chaco; el observatorio Pierre Auger, en Mendoza y el Complejo Astronómico El Leoncito, en San Juan, donde compartieron el histórico eclipse total de sol de 2019, y en Rosario, visitaron a Víctor Buso, un aficionado a la astronomía que dejó registro de un hecho histórico publicado en la revista Nature, un recorrido que Lipgot registró de manera dinámica y sin solemnidad, incluídos los créditos finales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario