Edición Impresa

Cinco personas mayores víctimas de un atraco en su vivienda de Fisherton

Miércoles 08 de Abril de 2015

Cinco personas mayores sufrieron un violento robo en Fisherton cuando al menos seis delincuentes ingresaron a su vivienda de Juez Zuviría al 100 en momentos en que una de las víctimas entraba a la casa por el garaje. Los damnificados son comerciantes con más de 60 años de vecindad en la zona y los malhechores se alzaron con una suma de dinero que no fue dada a conocer por las víctimas.

La casa es parte de un negocio de mimbrería y artículos para jardín que se encuentra en Eva Perón al 7800 y tiene entrada también por Juez Zuviría y está a pocos metros de la seccional 17ª. En ella viven cuatro mujeres mayores junto a su madre y el marido de una de ellas. Precisamente fue Eduardo, de 73 años y marido de Alicia, quien entró a la casa y fue abordado por seis personas armadas que, una vez que traspasaron el portón, se dirigieron directamente a la vivienda que se encuentra en los fondos del local. "Es una casa que se fue reconstruyendo con lo que es casi un laberinto con un lugar común en el que hacemos reuniones familiares", dijo una de las mujeres.

En la cocina. La del fondo es la casa de Concepción, de 93 años y madre de Noemí, Elba y Alicia, todas de entre 63 y 70 años. En el momento de la entradera Noemí no estaba en la casa y los ladrones pudieron reducir a los otros cuatro familiares mientras les decían que sabían que allí había dinero y comenzaron a revolver todo.

Noemí llegó unos minutos después y uno de los ladrones salió a recibirla y la llevó donde se encontraban sus hermanas, su cuñado y su madre. "Entré a la cocina y estaban todos sentados en sillas. Los ladrones me dijeron que iban a lastimar a mi madre y entonces les di unos ahorros en dólares que ella atesoraba, muy poco", sostuvo la mujer.

Ante tan escaso dinero los delincuentes insistieron y fueron contra Eduardo. "Lo levantaron de la silla, le pusieron un precinto y lo trasladaron hasta un dormitorio, le pusieron una bolsa en la cabeza y le gatillaron tres o cuatro veces el revólver, pero no salieron las balas", dijo Noemí para agregar que "ante esto les dije que teníamos valores y algo más de plata, se los entregué y se marcharon".

La mujer también recordó que al llegar a su casa vio un "auto que podría ser un Nissan de un modelo de dos puertas" y que en ese vehículo pudieron haberse fugado. En la tarde de ayer Noemí aún se encontraba atemorizada y muy demacrada.

Luego de haber estado 45 minutos en la casa, los ladrones dejaron maniatada a la familia que, al liberarse, llamó al 911. "La policía se comportó muy bien y vinieron muy rápido", destacó Noemí.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario