Edición Impresa

Cinco muertos y una joven grave en un choque frontal cerca de Victoria

Fue en el paraje Laguna del Pescado, sobre la ruta provincial Nº 11. Entre las víctimas fatales hay un niño de tres años. Conmoción en la ciudad entrerriana, donde vivían todos.

Miércoles 24 de Diciembre de 2014

Cinco personas, entre ellas un niño, murieron en un accidente que se produjo cuando impactaron de frente un automóvil y una camioneta en la ruta provincial 11, a la altura del paraje Laguna del Pescado, en el departamento entrerriano de Victoria. El choque, reportado ayer, se produjo a las 21.40 del lunes en el kilómetro 128 de esa ruta, informaron fuentes policiales, y manifestaron que una adolescente de 12 años que viajaba en la camioneta permanecía internada en estado grave en el Hospital San Roque de la ciudad de Paraná, con fractura de cráneo, en tanto que sus tres acompañantes —un hermano menor y sus padres— fueron internados con heridas de menor consideración en el hospital Salaberry, de Victoria.

El choque fue protagonizado por un automóvil Fiat Regatta patente THZ-732, color gris, cuyos ocupantes murieron, y una camioneta Volkswagen Amarok, patente KWV-217, en la que viajaba la adolescente y las otras tres personas.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Juan Carlos Moya, de 54 años domiciliado en Dorrego y Florencio Varela, de Victoria, quien conducía el Fiat Regatta; su esposa, Graciela Escobar, de 51; Raquel Moya, de 55 años y hermana del conductor; su marido Darío Villar, de 59, y el nieto de estos últimos, Felipe Villar, de tres, todos también residentes en Victoria. Graciela Escobar, era personal de la dirección de Cultura y Educación, por lo que se decretó un duelo municipal para esa área de la administración.

Cambió de carril. El jefe de la Policía local, Lucio Villalba, informó a la prensa que la colisión se produjo porque la camioneta, que viajaba en dirección Victoria-Gualeguay cambió de carril y colisionó con el Regatta que avanzaba en sentido contrario. La Volkswagen, que quedó con sus ruedas hacia arriba debido al impacto, era conducida por el empresario de transporte de Córdoba, Jorge Mayer, de 39 años y domiciliado en Villa General Belgrano, quien iba acompañado por su esposa, María Julia Díaz Vélez, y dos hijos menores de edad: Juan Francisco y Josefina.

De acuerdo a las primeras pericias, el accidente se habría provocado como consecuencia de un adelantamiento de la pick up Amarok, que invadió el carril contrario por el cual transitaba el Fiat Regatta, ya que la colisión se produjo sobre el lado externo del carril del Fiat Regatta y el impacto principal se registró sobre el lado del acompañante del automóvil. Luego del impacto, la pick up volcó y quedó en la banquina con las cuatro ruedas invertidas.

El sitio del accidente fue Laguna del Pescado o Paraje La Tacuara, una localidad y centro rural de población con junta de gobierno, ubicado en el departamento Victoria. El lugar se ubica sobre la ruta, a unos 15 kilómetros al sudeste de Victoria, y a tres kilómetros al norte de la laguna homónima. Su nombre trascendió cuando la localidad atrajo a numerosos interesados en la temática de los ovnis.

Conmoción.La población de Victoria estada conmovida ayer. Consultado por LaEN_SPACECapital, el periodista Nicolás Bochi, del periódico Paralelo 32, indicó que el hecho vino a revivir el dolor que sacudió a la ciudad tras la tragedia ocurrida el pasado 11 de octubre sobre la ruta provincial 26 y que dejó el saldo de siete muertos.

Bochi señaló que las víctimas fatales del accidente del lunes eran personas reconocidas y con fuerte inserción en la sociedad victoriense. Según pudo saberse, la familia que viajaba en el Regatta venía desde la zona rural, a la que se habían dirigido para conseguir un lechón para celebrar las festividades navideñas.

Asimismo, trascendió que otras dos potenciales víctimas, dos menores que podrían haber viajado en el Fiat, no lo hicieron porque sus padres no los autorizaron, con lo que salvaron sus vidas.

La ruta provincial 11 une Paraná con Gualeguay en el sur de la provincia del Entre Ríos. Según Bochi, conocedor del trayecto, por las características lomadas de la geografía entrerriana esta vía de comunicación ofrece numerosos puntos ciegos que exigen no efectuar maniobras de sobrepaso y respetar estrictamente las dobles línea amarillas del pavimento que prohiben el avance por el carril opuesto.

El periodista victoriense destacó además el buen estado de ese tramo de la ruta 11, que fue recientemente reparada y que luce una carpeta asfáltica nueva y cuenta con un tercer carril.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario