Edición Impresa

Cinco miembros de una familia mueren en un choque en Entre Ríos

Otra vez la tragedia en las rutas de la región. Y otra vez una familia destruida. Un choque frontal con cinco víctimas fatales ocurrió en la noche del miércoles en la ruta provincial 20, a la altura de...

Viernes 19 de Julio de 2013

Otra vez la tragedia en las rutas de la región. Y otra vez una familia destruida. Un choque frontal con cinco víctimas fatales ocurrió en la noche del miércoles en la ruta provincial 20, a la altura de Rincón del Gato y cerca de la localidad entrerriana de Gualeguaychú. Las víctimas, entre ellas un chico de 10 años, viajaban desde Gualeguaychú al norte hasta su domicilio en el kilómetro 23, pero a la altura de la Capilla de Veronesi, el conductor del Renault Clio pisó, al parecer, una deformidad de la calzada y embistió a un ómnibus que transitaba en sentido contrario.

El accidente fatal ha conmocionado a toda la zona, ya que todos eran integrantes de una familia, pertenecientes a tres generaciones, apreciados en la zona donde residían desde hacía años. Tras la noticia, ocurrida a pocas horas de que se cumpliera un año de la tragedia de la familia Barletta en San Jerónimo (ver aparte) el hecho despertó en las redes sociales muchas quejas por el estado de la ruta y por la falta de respuestas a los pedidos de arreglos.

El conductor del auto, Enrique Arnoldo Protzman, de 81 años, perdió el control del rodado y se estrelló de frente contra el colectivo. Por el impacto, perdieron la vida en forma instantánea todos los ocupantes del Clio: el conductor, su esposa, Elvira Heidenreich, de 80 años, su hija Marta Lucrecia Protzman, de 52, su yerno Carlos Germán Caneman, de 49, y su nieto, de sólo 10 años.

El Renault había salido de Gualeguaychú y se dirigía a un campo situado en el kilómetro 23 de la ruta provincial 20, a dos kilómetros de donde ocurrió el trágico accidente, según confirmaron a LaCapital desde la jefatura departamental de Gualeguaychú. Fuentes policiales detallaron que se están realizando pericias al auto para ver si no hubo fallas mecánicas.

El colectivo de Flecha Bus, interno 8808, había partido desde Basavilbaso a las 17.45, pasó por la localidad de Urdinarrain a las 18.35, y tenía como destino final la terminal de Retiro, en Buenos Aires. Los pasajeros no sufrieron mayores lesiones, pero sí gran conmoción al entender la magnitud de la tragedia.

En el accidente intervino la comisaría 4ª de Gualeguaychú. Desde esa repartición también manifestaron a este diario que la familia era conocida en la zona y residía allí hace muchísimos años.

Testimonios. Un testigo del hecho, que viajaba en el transporte de pasajeros, contó que el auto encaró hacia el colectivo, al parecer por el mal estado del camino, ya que a esa hora no había niebla. Este diario pudo recoger testimonios de varias personas que confirmaron que la ruta esta llena de baches y que carece de demarcación, entre otras valoraciones negativas en cuanto al estado de esa traza.

Asimismo, desde la comisaría 4ª de Gualeguaychú confirmaron a este diario que pese a que ya era de noche, no había niebla, no llovía ni estaba mojado el pavimento, y que la visibilidad era buena. Estos datos los llevaron a conjeturar que el mal estado de esta de la ruta pudo haber sido una causa del siniestro. Desde esa repartición policial se destacó que no era la primera vez que se producen accidentes graves en la zona y que ellos eran frecuentes.

"En la zona cercana a donde pasó el accidente se puede ver claramente que el asfalto no tiene señalización horizontal del borde de las banquinas ni tampoco de la división de la calzada y de las curvas. La ruta está en general en mal estado, con deformaciones y pozos, hay roturas, está muy desparejo, hay que ir por el centro de la calzada, cerca de las banquinas está peor", afirmó una conductora que transita esa ruta asiduamente.

Tras el choque, el auto se detuvo detrás del colectivo, el cual a la vez quedó a un costado del camino.

Difícil tarea. El accidente se originó poco después de las 19.30, pero recién cerca de la madrugada de anteanoche la ruta fue liberada al tránsito. Dada la magnitud del choque, los Bomberos de Gualeguaychú y Urdinarrain, pese a sus esfuerzos, tuvieron dificultades para poder sacar los cuerpos e identificarlos. El conductor del micro sufrió lesiones leves en su rostro y un ojo, al desprenderse pequeñas partes del parabrisa de la unidad y su acompañante sufrió algunos golpes.

Los choferes del colectivo fueron trasladados al Hospital Centenario de Gualeguaychú para realizarles exámenes, y luego fueron trasladados hasta la comisaría 4ª para tomarles una declaración sobre lo ocurrido. Los demás pasajeros fueron transbordados a otro colectivo para trasladarlos finalmente a la provincia de Buenos Aires.

Tras ser extraídos del auto por los bomberos, los cuerpos de las víctimas fatales fueron llevados a la morgue judicial de la ciudad.

Hace dos años. En marzo del 2011, un grupo de vecinos de las ciudades de Urdinarrain, Gualeguaychú, Basavilbaso, Gilbert y otros pueblos que atraviesa la ruta 20, se autoconvocaron en el mismo kilómetro del accidente donde antenoche falleció la familia Protzman para pedir por el arreglo del camino.

El fatal accidente reavivó el reclamo y por ello convocaron a un nuevo encuentro para este sábado, a las 15, dos kilómetros al norte de la Capilla de Veronesi.

En honor a las víctimas, solicitaron que los que quieran acompañar el pedido lo hagan con velas para recordar a todas las personas que han muerto por accidentes viales, principalmente, aquellos que fallecieron en la ruta 20.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS