Edición Impresa

Cinco imputados de asociación ilícita por robos en obras en construcción

Detectan una empresa delictiva que aportaban a un mercado negro de materiales. Los acusan de planear los golpes, concretarlos, llevar lo sustraído a depósitos y revender incluso a empresarios legales.

Lunes 07 de Julio de 2014

Una organización acusada de dedicarse al robo regular de maquinaria, herramientas e insumos para la construcción fue desbaratada en Rosario con la detención de cinco personas a las que se les atribuyeron distintas funciones. Las acciones van desde el robo de los elementos en obradores hasta el traslado hacia depósitos de reducidores y la posterior reventa de lo sustraído, incluso en circuitos formales de la actividad. Los cinco detenidos fueron llevados a una audiencia imputativa en la que el viernes se les dictó la prisión preventiva por los delitos de asociación ilícita y robo calificado.

Dos meses de seguimientos telefónicos y análisis delictivo permitieron rearmar la trama y los roles de una estructura a la que se le adjudican robos osados, como llevarse una máquina retroexcavadora de una obra en construcción en pleno centro o transportar partidas de materiales hacia los depósitos donde quedaban escondidos.

Las capturas de llamadas dejan al desnudo un mercado negro del sector que, según lo señalado por los investigadores, abastece a empresarios que operan en el ámbito legal y adquieren los elementos robados. La pesquisa realizada por la Policía de Investigaciones Región II (PDI) estableció que la banda tenía un modus operandi de ciclo completo. Este consistía en hacer inteligencia en las obras donde se cometerían los robos, concretar luego los golpes, trasladar en fletes lo sustraído hacia galpones de acopio y, finalmente, negociar la mercadería.

El avance de la investigación descubren el accionar de un grupo con recursos económicos y logísticos. El juez José Luis Suárez consideró que la evidencia era abundante para dictar la prisión preventiva pero concedió a los cinco detenidos un régimen de prisión domiciliaria que no dejó conforme a la fiscalía que actuó en el caso (ver aparte).

Con una grúa. La punta de este ovillo apareció con una denuncia realizada a mediados de mayo en la comisaría 1ª, precisamente por el robo de la retroexcavadora en una obra de 3 de Febrero al 1300. La máquina fue trasladada a Fray Luis Beltrán por una grúa contratada por la banda. El servicio se pudo localizar porque una cámara de monitoreo del 911 ubicada en Pellegrini y Sarmiento registró el paso del auxilio mecánico al que iba enganchada la máquina. Así se identificó al primer miembro del grupo.

La pesquisa telefónica de quien llamó a la grúa permitió enlazar a todos sus contactos. Las escuchas se fueron abriendo en abanico y según los investigadores son elocuentes. Una especie de "call center" donde se ofrecían y se pactaban precios para los materiales robados y se contrataban fletes para transportar bienes el mismo día que eran denunciados los robos. Los audios también revelaron cómo se preparaban los golpes y las precauciones tomadas para no ser detectados por las alarmas de las obras.

Los hechos que se le atribuyen a la banda son el de la retroexcavadora, el robo de 22 mallas usadas para hacer bloques de hormigón y un golpe en una obra en Francia y Pellegrini. La cantidad de elementos acopiados en la sede de la PDI hace pensar que en los próximos días podrían aclararse más robos, de los que hay evidencia en las escuchas, cuando los dueños de los bienes sustraídos acudan a reconocerlos.

Allanamientos. De manera simultánea, el miércoles pasado a la mañana se hicieron los allanamientos donde fueron apresados los integrantes de la red a las que el fiscal Fernando Dalmau imputaría dos días después en una audiencia en Tribunales. En una casa de Ingeniero Huergo al 4800 fue detenido Daniel Antonio Jaime, de 35 años, a quien acusaron de ser jefe organizador de la asociación ilícita. En su domicilio fueron incautados elementos de uso en la construcción.

También fue detenido Luciano Alfredo Ortolán, de 32, en Alem al 4100. Allí fueron secuestrados entre otros elementos una máquina hormigonera, una revocadora, un aparejo de media tonelada, un gato hidráulico, 18 cascos de protección, una bomba revocadora, una pistola, picos, palas, andamios, arneses y un teléfono celular.

Asimismo, en un galpón de Santa Rosa de Lima y pasaje Medici, en Tablada, detuvieron a Gabriel Omar Domínguez, de 51 años, y se secuestraron decenas de máquinas, herramientas e insumos.

En un domicilio de planta alta en Buenos Aires al 3700 fue apresado José Francisco Ragussa, de 57 años, acusado de reducidor de los elementos sustraídos. Allí también fueron decomisados implementos utilizados para la construcción: máquinas, herramientas, indumentaria y aparejos de diverso uso. No hubo objeción para la prisión domiciliaria dado que el acusado tiene un 85 por ciento de incapacidad física.

También fue detenido Aparicio Gómez Cabrera, de 35 años, en una casa de Gascón al 2400. A él se le imputó ser quien actuaba en la inteligencia de los robos presentándose como interesado en trabajos de albañilería para acceder a las obras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS