Edición Impresa

Chicos de barrios marginales crearon su propia marca de indumentaria urbana

"13" surgió en los talleres textiles que surgieron del Presupuesto Participativo y se dictan en zonas como Godoy, Toba y Belgrano Sur. La nueva colección apela a la no violencia.

Sábado 21 de Diciembre de 2013

"13" es el número de este año, la edad de entrada a la adolescencia y al secundario, también la edad en que los chicos empiezan a "callejear"; es un número místico, de la buena o la mala suerte; y el número del versículo del libro del Exodo de la Biblia que dice "No matarás". Por todas esas razones "13" es la marca de ropa que armaron los integrantes de los talleres de indumentaria que surgieron del Presupuesto Participativo y que esta semana, en el Centro Cultural el Obrador, presentaron su primera colección: "Calibre cero". Una línea de ropa urbana para adolescentes que incluye remeras, shorts, musculosas y pañuelos que, lejos de la estética clásica del pacifismo, propone un mensaje de no violencia. Las ventas por encargo ya arrancaron y el desafío para el 2014 es avanzar en nuevas colecciones y lograr instalar la marca en puntos de venta de la Municipalidad.

La usina del proyecto fueron los tres docentes de diseño de indumentaria que se dictan en los centros culturales La Trinchera (barrio Godoy), El Obrador (Espinillo y Maradona) y el Centro de Convivencia Barrial Nº24 (Belgrano Sur): Darío Ares, trabajando en estampados sobre tela; Agustina Alvez, abordando el diseño en sí mismo y Hebe Pierobom enseñando los secretos de la moldería. Y actores fundamentales fueron los casi 20 alumnos, chicas jóvenes, mujeres y también varones de los barrios Godoy, Santa Lucía, La Palmera y Toba que se sumaron al proyecto y participaron en todas sus etapas.

"Nos pusimos objetivos comunes y apareció la idea de crear una marca, después surgió de una de las mujeres que sea ropa juvenil", contó Darío, uno de los motores centrales. Carolina, una de las mujeres que participó de "13" de principio a fin contó: "Al principio hacía ropa para mis hijos y para mí, pero ahora con esto de la marca nos enganchamos y queremos seguir adelante".

Mensaje. Ni el nombre de la marca ni la idea de que la colección lleve un fuerte mensaje de no violencia tienen que ver con el azar.

Los chicos del taller de breakdance sumaron ideas y protagonizaron el video de la campaña que con una estética más cercana al black bloc de las protestas brasileras de este año —manifestantes vestidos de negros y con los rostros tapados por pañuelos— dejó de lado slogans de "Paz y amor", planteó un mensaje de no violencia y de desarme.

"Fueron semanas convulsionadas", dijo Darío sobre el momento en que comenzaron a idear la campaña. La violencia atravesaba los barrios donde los participantes vivían y donde los docentes iban cada semana, e incluso a algunos los tocaba de cerca. "Todo eso impactaba, así surgió «Calibre 0», y todos nos enganchamos. Y pensamos en trabajar con imágenes que choquen, pero que den paso al mensaje de no violencia", cerró.

Carolina, que ya había hecho un taller de carpintería y otro de costura, este año empezó estampando remeras, pero con la marca ideada y la campaña en marcha terminó haciendo un poco de todo. "Me gusta mucho y el mensaje del desarme es lo que más me llamó la atención y me enganchó", contó, mientras su hijo Hernán, de 7 años, mostraba una de las remeras.

Trabajaron con telas de descartes que llegan como donaciones a los centros culturales, y así empezaron a confeccionar remeras, musculosas, bermudas, chalecos de red y pañuelos. Todo se presentó este jueves en el salón de usos múltiples de El Obrador, donde estuvieron docentes y alumnos, y donde hubo desfile y proyección de videos protagonizados por los chicos del taller de breakdance.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS