Edición Impresa

Checa se impuso a Serbia y levantó la Ensaladera por tercera vez en su historia

La última jornada de ayer comenzó con el triunfo de Novak Djokovic sobre Tomas Berdych por 6/4, 7/6 (5) y 6/2, para dejar igualada la serie 2 a 2.

Lunes 18 de Noviembre de 2013

Con el triunfo fácil del veterano Radek Stepanek sobre Dusan Lajovic, República Checa se impuso al anfitrión Serbia por 3 a 2 y retuvo la Copa Davis, la tercera de su historia. La serie decisiva se disputó en el Belgrano Arena, bajo techo y en una superficie rápida.

   El quinto y último punto de la final fue favorable a Stepanek por 6/3, 6/1 y 6/1 ante un Lajovic que debió jugar la serie por las ausencias del lesionado Janko Tipsarevic y del suspendido Victor Troicki.

   La última jornada de ayer comenzó con el triunfo de Novak Djokovic sobre Tomas Berdych por 6/4, 7/6 (5) y 6/2, para dejar igualada la serie 2 a 2.

   Después llegó el turno de Stepanek, que se convirtió otra vez en el héroe de esta conquista. Es que República Checa había ganado la Ensaladera de Plata en 2012 superando en la final a España por 3-2, también con una victoria del tenista de 34 años en el punto decisivo.

   “Estuve bajo la presión más fuerte que se puede soportar”, dijo un emocionado Stepanek. “El nuestro es uno de los únicos cinco equipos (de la historia) que logró defender la Davis, añadió tras el triunfo ante unos 10 mil espectadores.

   Djokovic había abierto la eliminatoria el viernes con un 7/5, 6/1 y 6/4 sobre Stepanek, antes de que Berdych equilibrara el enfrentamiento superando a Lajovic por 6/3, 6/4 y 6/3.

   El sábado, los checos se habían adelantado 2 a 1 al lograr el triunfo en el dobles, gracias a Berdych y Stepanek, que derrotaron a Ilija Bozoljac y Nenad Zimonjic por 6/2, 6/4 y 7/6 (4).
  
Verdugo de Argentina. República Checa (aún era Checoslovaquia) se consagró por primera vez en la Davis en 1980 al superar a Italia por 4 a 1. En las semifinales eliminó a la Argentina de Guillermo Vilas y José Luis Clerc, en el Buenos Aires Lawn Tennis, por 3 a 2.

La casualidad es que en los otros títulos, los checos también superaron a la Argentina, y por la misma diferencia: 3 a 2.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS