Edición Impresa

Charly levantó a todos en el Cosquín Rock

Pese a la lluvia y algunas fallas técnicas, García conmovió en la jornada de apertura. Skay aportó su ceremonia ricotera.

Lunes 03 de Marzo de 2014

Charly García lo hizo. El bigote bicolor levantó a los fans en la apertura del Cosquín Rock, pese al mal tiempo y a algunas desafinaciones, especialmente cuando invitó a Pity Alvarez. Otro punto alto de la primera de las tres jornadas del evento más federal del rock, que comenzó el sábado en el valle de Punilla, fue la presencia de Skay y Los Fakires. El ex Redondo puso al servicio del show su habitual ceremonia ricotera, en una apertura en la que también se lució Cielo Razzo.

Casi puntual, Charly García, con el apoyo vocal de Rosario Ortega, arrancó su show con "Cerca de la revolución". Con serias deficiencias técnicas, el sonido no lograba que se escuche su voz, aunque la banda sonó siempre precisa y contundente.

Parecía que los dioses estaban de nuevo de su lado: paró de llover y comenzó el disfrute con "Nos siguen pegando abajo" y "Demoliendo hoteles" y surgieron las primeras ovaciones y reconocimientos de "maestro" y "olé, olé, Charly".

Charly había anunciado invitados muy especiales, pero Skay y León Gieco, que se mencionaban como casi seguros, finalmente no estuvieron. Sí aceptaron el convite Pity Alvarez y Nito Mestre.

Pity irrumpió en el escenario y juntos cantaron de manera caótica "La sal no sala". Vía Skype, Nito Mestre estuvo presente para recordar "Instituciones", de la época dorada de Sui Generis.

Hubo momentos de alto nivel musical. En "Desarma y sangra", la versión cobró altura con la excelente performance del set de cuerdas, con Charly en piano acústico. Completando el repaso por todas sus etapas, para el final eligió "Eiti Leda" y cuando se retiró del escenario, mágicamente, la lluvia hizo su regreso y se instaló toda la madrugada.

La previa. La lluvia no impidió que más de treinta mil almas disfrutaran de la primera jornada de la undécima edición del Cosquín Rock, que se celebra en Santa María de Punilla.

Desde el sábado muy temprano, cientos de vehículos, a paso de hombre, iban llegando a la zona serrana cordobesa. Miles de jóvenes acampantes le cambiaban la fisonomía al bello paisaje de esta región del valle de Punilla. En el aeródromo de Santa María se levantaron tres escenarios temáticos para los conciertos, que arrancaron a las 4 de la tarde.

León Gieco, con mucha menor convocatoria de la habitual, no concretó lo anunciado: compartir el show con la murga Agarrate Catalina. En cambio, tocó algunos hits junto a Infierno 18.

El cielo amenazó todo el día y la lluvia apareció con Skay, quien arrancó su esperado show, minutos antes de lo previsto y especulando con el clima. "Bienvenidos a mi mundo, estas son mis cicatrices", dijo Skay en un tramo de su saludo. De su historia ricotera hizo en set acústico "El pibe de los astilleros" y "Mariposa Pontiac". También incluyó en los bises "Ji, ji,ji", otro himno que, bajo la lluvia, transformó al festival, como en los shows del Indio, en el "pogo más grande del mundo".

Improvisación

Para agradecer el afecto recibido por sus fans, Skay improvisó una letra y una melodía cuyo leit motiv era "lluvia en Cosquín".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS