Edición Impresa

Chacareros pidieron en Casilda medidas para "no desaparecer"

La convocatoria estuvo atravesada por el resurgimiento de un discurso propio. Se diferenciaron de otros sectores rurales.

Viernes 17 de Octubre de 2014

Pequeños y medianos productores del sur santafesino visibilizaron ayer en Casilda su malestar contra la política económica nacional y exigieron medidas que favorezcan al sector a fin de evitar su "desaparición". Así lo manifestaron en el marco de una movilización que culminó con un acto en las Plaza de los Mástiles para reivindicar el plan de lucha impulsado por la Federación Agraria Argentina FAA "en defensa del trabajo y la producción" y que ayer tuvo epicentro en la ciudad cabecera del departamento Caseros con el acompañamiento de la multisectorial local.

La convocatoria estuvo lejos de las multitudinarias protestas del campo protagonizadas en 2008 en plena pelea con el gobierno por la ley 125, pero marcó el regreso de los chacareros de la región para expresar en las calles su descontento. Y hasta podría interpretarse como el resurgimiento de un discurso propio que en esa etapa de furibundo conflicto pareció quedar desdibujado con la irrupción de la mesa de enlace, integrada por distintos sectores rurales.

"Que el gobierno nacional sepa que no somos todos iguales; hay 17 mil productores que sembramos menos de 200 hectáreas y necesitamos la implementación de segmentaciones a la retenciones y políticas publicas diferenciadas si pretende salvarnos", advirtió el secretario gremial de FAA, Omar Príncipe, y aspirante a su suceder al legendario presidente federado, Eduardo Buzzi, quien también participó de la movida.

La manifestación arrancó con una suerte de volanteada sobre la ruta 33 frente a la Facultad de Ciencias Veterinarias, continuó con un tractorazo y culminó con un acto tras recalar delante de la sucursal del Banco Nación y entregar un petitorio de las demandas y propuestas al intendente Juan Carlos Bacalini, quien se comprometió a elevarlo a las autoridades nacionales para su evaluación.

Al recibir la nota el mandatario casildense expresó su voluntad de acompañamiento para abrir un espacio de diálogo con la Nación sin perder de vista el aporte a los pueblos del interior de los pequeños y medianos productores que "no tienen nada que ver con la Sociedad Rural y los terratenientes", disparó.

Los reclamos. Los productores piden segmentación de retenciones, refinanciación de pasivos, financiamiento desde la banca pública para afrontar la próxima campaña, precio mínimo sostén y en origen, ley de arrendamientos, políticas para las economías regionales, modificación de los mínimos no imponibles de ganancias para trabajadores y pymes, y creación de impuestos a la renta financiera, entre otros puntos.

Príncipe criticó al gobierno nacional de "responsabilizar al campo de la especulación y la falta de dólares, pero se sienta a negociar con las multinacionales agroexportadoras que se quedan con la rentabilidad de los productores". Y en ese sentido indicó que, según datos del movimiento cooperativo, "el 68 por ciento de los pequeños y medianos productores ya vendió su producción de soja, con lo cual sólo le queda un 30 por ciento hasta la próxima cosecha para sembrar, pagar los impuestas provinciales y nacionales y vivir".

Y fue aún más grafico al señalar que "esta foto (por movilización en Casilda) es la que representa al sector del campo que es invisible (para el gobierno), razón por la cual vamos a seguir movilizados porque hace falta un cambio de modelo agropecuario", para luego aclarar que el planteo también apunta a los demás sectores políticas que aspiran a gobernar el país a partir de 2015.

Simular postura manifestó Buzzi y, si bien admitió que durante sus largos años que lleva al frente de FAA "hemos tenido errores y contradicciones, (la institución) sigue manteniendo firmes las banderas que la identifican históricamente" en defensa de agricultores. Y en ese contexto instó a "profundizar la resistencia en tanto se profundice el ajuste y el deterioro de millones de argentinos".

Buzzi puntualizó que "la situación es crítica para los pequeños y medianos productores porque están sin rentabilidad y cada vez más endeudados, mientras el gobierno no hace distinciones y trata a todos por igual".

Asimismo sostuvo que de no instrumentarse medidas que permitan reactivar su actual situación "están destinados a desaparecer". Y acusó al gobierno de "de no estar dispuesto a negociar y nos sigue viendo como enemigos cuando en realidad somos parte de la solución y el problema".

A su turno el presidente de FAA filial Casilda, Martín Bacalini, sostuvo que "con esta movida no venimos a derrocar a nadie sino a advertir que se están aplicando políticas equivocados que está destruyendo todo y es necesario cambiar". También hablaron representantes de la multisectorial Casilda y de la juventud agraria.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario