Edición Impresa

"C'est fini": Hollande se separa de su novia

El desencadenante de la crisis fue la publicación de las fotos que demostraraban el affaire de Hollande, de 59 años, con la actriz Julie Gayet, de 41, en la revista Closer el 10 de enero.

Domingo 26 de Enero de 2014

Final. "C'est fini" en el Palacio del Elíseo. Tras dos semanas colmadas de especulaciones, el presidente de Francia, François Hollande, anunció que se separa de su pareja oficial, la periodista Valérie Trierweiler.

Con una fría y escueta frase, transmitida por teléfono desde el centro del poder en París, el jefe de Estado puso punto final como "hombre privado" a su relación con la hasta ahora primera dama: "Sé que estoy al final de mi vida conjunta con Valérie Trierweiler".

El desencadenante de la crisis fue la publicación de las fotos que demostraraban el affaire de Hollande, de 59 años, con la actriz Julie Gayet, de 41, en la revista Closer el 10 de enero. Un affaire que no fue confirmado ni desmentido por los involucrados.

Gayet procedió judicialmente contra la publicación, mientras Hollande admitió que estaba atravesando problemas en su relación oficial. Trierweiler, de 48 años, salió hace una semana de un hospital en París, donde pasó ocho días en tratamiento por depresión tras las revelaciones del semanario. El actual presidente y Trierweiler se conocieron cuando Hollande vivía con la madre de sus cuatro hijos, la ex líder socialista Ségolène Royal, con quien tampoco estuvo casado. La candidata socialista a la presidencia en 2007 dio a conocer su separación luego de su derrota electoral frente al conservador Nicolas Sarkozy, y dio a entender que Hollande tenía un affaire. Luego se supo que Hollande tenía una relación con Trierweiler, a quien se refirió como "la mujer de mi vida".

La gran mayoría de sus últimas visitas y apariciones públicas como presidente Hollande las realizó en soledad, como su reciente encuentro con el papa Francisco en el Vaticano el viernes pasado. Aunque Trierweiler —periodista de la revista Paris Match y madre de tres hijos de un matrimonio anterior— solía aparecer a su lado como primera dama hasta poco antes de que estallara el caso. La visita prevista para febrero a Estados Unidos iban a realizarla en conjunto. Un dato muy significativo: quien presentó a Julie Gayet a Hollande fue Ségolène Royal. ¿Perfidia femenina o casualidad?

En Francia se discute abiertamente sobre la función de la pareja del jefe de Estado. Mientras que algunos reclaman un final de la tradición de la primera dama, otros demandan que esta se encuentre claramente definida a futuro. Solamente un 17 por ciento de los franceses está a favor de dejar todo tal cual está, según los sondeos. El rol representativo de primera dama no está establecido. Solamente el presidente decide cuánto personal pone a disposición de su mujer. Hollande le otorgó a Trierweiler cinco colaboradores. Los gastos mensuales totales, incluyendo los de su página oficial de Internet, ascendían a alrededor de 60.000 euros (82.000 dólares). Algunos ven en el puesto un vestigio de épocas pasadas. "Elegimos a una persona. Si esta persona es soltera o vive con un hombre o una mujer debiera dar exactamente lo mismo", comenta el líder socialista François Rebsamen.

Sin embargo es improbable que se defina más claramente el rol de la primera dama. Desde el aparato gubernamental se apunta que es difícil establecer derechos y obligaciones para una persona privada solamente porque tiene una relación con el jefe de Estado. Algunas personas de confianza habrían asesorado a Hollande para que implemente una "presidencia de soltero", lo que, aseguraron, modernizaría la función presidencial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS