Edición Impresa

Central y Boca todavía dirimen algunas condiciones del acuerdo de Carrizo

Central, Boca y Federico Carrizo son los protagonistas de una novela que busca el capítulo final, aunque aún no está escrito, porque mientras las versiones llevan al jugador desde Arroyo Seco a Casa Amarilla, lo cierto es que Pachi todavía es futbolista canalla.

Martes 08 de Julio de 2014

Central, Boca y Federico Carrizo son los protagonistas de una novela que busca el capítulo final, aunque aún no está escrito, porque mientras las versiones llevan al jugador desde Arroyo Seco a Casa Amarilla, lo cierto es que Pachi todavía es futbolista canalla hasta que no se terminen de definir ciertos aspectos contractuales, a los que denominan como "sólo detalles" desde Buenos Aires pero que aquí en Rosario califican como: "No son sólo detalles".

El viernes los presidentes de ambos clubes, Norberto Speciale y Daniel Angelici, se encontraron en Ramallo junto al representante del futbolista para delinear la transacción, y allí encontraron un acuerdo global por el que los canallas transferían el 60 por ciento de los derechos económicos a un precio neto para Central que gira alrededor de los 2.700.000 dólares (una proyección aritmética ubica la tasación total en más de 5 millones).

En función de esto luego quedaron en pulir los otros aspectos de la transacción, y en lo que todavía no encontraron coincidencia es en la forma de pago y en las cuestiones vinculadas con el 40 por ciento que se queda Central.

Mientras Angelici permanece en Brasil, la administración de Boca redactó el convenio y ayer se lo hizo llegar al club de Arroyito, entonces Speciale y el resto de los directivos lo analizaban para ratificar lo grueso y reformular "esos detalles", que de acuerdo a lo que pudo saber Ovación están relacionados al plazo de pago y al porcentaje mencionado.

Entre el "sólo detalles" que argumenta Boca y el "no son sólo detalles" que esgrime Central hay razones vinculadas al costo y valoración de ese porcentaje. Porque los canallas quieren tener un reaseguro como copropietario de esos derechos económicos, y sabido es que en fútbol 2 más 2 no siempre es 4 porque los diferentes porcentuales no siempre tienen equivalencia con el valor total, y hay sobrados ejemplos al respecto.

Es por esta razón que los canallas quieren tener incidencia en cuanto al futuro de Carrizo, por lo que quieren establecer un orden de prioridades entre ambos clubes.

Estos aspectos pueden llegar a resolverse una vez que se acuerden estos ajustes que demandan correcciones en el convenio redactado y que tendría que ser reformulado.

Ayer desde Boca mostraron confianza en todo momento al punto que esperan tener al jugador en la semana, mientras que Central exhibe prudencia.

Una vez que el convenio entre los clubes sea rubricado, el volante cordobés definirá su contrato con Boca, el que tendría una extensión de tres años y seis meses.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS