Edición Impresa

Central visita a Gimnasia en La Plata y los cañones apuntan al título

El Canalla quiere terminar como el mejor de la categoría. Si gana será campeón. Se juega a las 15.30 y transmite Canal 3 y la TV Pública. Minuto a minuto por La Capital.

Domingo 02 de Junio de 2013

Es imposible hacer referencia cada vez que se intenta hablar sobre Central a que el gran objetivo ya está cumplido. Aquel objetivo que no logró en los dos primeros años ya fue resuelto y hoy se mira el futuro con una cuota mayor de optimismo. ¿Qué queda por delante? El título es lo que todos apuntaron, aunque pareciera ser lo de menos. Igual si el Canalla gana será campeón (ver aparte). En realidad, cada fecha que pase, el equipo de Miguel Angel Russo estará más cerca de cumplir también con esa meta trazada, pero fundamentalmente estará cada vez más cerca también de despedirse de una categoría con la que no se llevó para nada bien, que le causó demasiados dolores de cabeza, hasta que consiguió lo que quería, claro está.

Será un partido especial, como lo fue también el del pasado martes contra Aldosivi. Será un nuevo capítulo con un Central ya ascendido. Claro que en esta ocasión habrá un condimento especial. El Canalla será un invitado especial a la fiesta que seguramente armará Gimnasia en su reducto del Bosque. Un duelo de equipos que ya están más con la cabeza en lo que será el armado del equipo para la próxima temporada que en las tres fechas que le restan a este campeonato.

El tema de terminar primero seduce. De eso hablaron los protagonistas canallas ya en Jujuy, a minutos de lograr el ascenso, y de la misma forma se expresaron los del Lobo el martes en Córdoba. Troglio apuesta a lo mejor que tiene y Russo juega la misma carta. Lo de hoy puede tomarse ya como un partido de primera división. Con muchos intérpretes que seguramente no se calzarán la pilcha que se luce en la máxima categoría, pero eso ya será cuestión de lo que viene en ambos clubes, especialmente en Central. En base a esto Russo no cambió su manera de pensar respecto a lo que iba a poner en las últimas fechas. Se alejó de toda posibilidad de hacer pruebas con aquellos jugadores que tuvieron menos rodaje en el torneo (aunque algo de eso sucedió con el ingreso de Gagliardi ante Aldosivi) y optó por meter el pie en el acelerador con quienes más le respondieron. La despedida está en marcha. Todo lo sufrido hasta aquí ya es parte del pasado y quedan un par de capítulos más en esta historia de desencuentros y sinsabores.

Hoy es tiempo de Gimnasia y Esgrima, después vendrán Instituto y por último Deportivo Merlo. Recién después de eso comenzará a escribirse una nueva historia. Por lo pronto, los 90 minutos de hoy formarán parte de lo que ya es ascenso y de lo otro que se busca: el hecho de terminar como el mejor equipo de la categoría.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario