Edición Impresa

Central visita al duro Almirante Brown con la ilusión de conseguir un resultado positivo

Al fin hoy volverá a rodar la pelota para Central y el foco nuevamente estará puesto dentro del rectángulo de juego. Por supuesto que esto no significa que el equipo sea un violín y que por el mero hecho de que la redonda esté en movimiento todo estará solucionado...

Sábado 13 de Octubre de 2012

Al fin hoy volverá a rodar la pelota para Central y el foco nuevamente estará puesto dentro del rectángulo de juego. Por supuesto que esto no significa que el equipo sea un violín y que por el mero hecho de que la redonda esté en movimiento todo estará solucionado como por arte de magia. Al contrario, Central está obligado a comenzar a crecer en volumen de juego, a respetar una identidad colectiva y a bajar el grosero nivel de desaciertos en las dos áreas. Tras una semana agitada en el plano institucional lo más saludable es que llegó el momento de enfrentar a Almirante Brown, un rival modesto pero lleno de astucia y con hambre de triunfo. Así Central está obligado a mejorar muchísimo en cada sector de la cancha para no volverse con las manos vacías, algo que viene sucediendo en sus últimas tres presentaciones de visitante (Banfield, Olimpo y Patronato).

El empate 2 a 2 del lunes a la noche en el Gigante ante Independiente Rivadavia de Mendoza trajo consecuencias a lo largo de la semana. Es que en el plano institucional presentó la renuncia luego de protagonizar un incidente en la zona de vestuarios el mánager y responsable del fútbol Gonzalo Belloso. Además el presidente Norberto Speciale lideró una extensa reunión de comisión directiva donde se consensuó no bajar los brazos y redoblar el esfuerzo para sacar al club adelante.

Desde lo futbolístico, por supuesto que los jugadores y el cuerpo técnico hablaron de focalizarse en el juego, pero se sabe que el hombre es un combo que incluye al individuo y su circunstancia. Imposible abstraerse del contexto.

Igual Russo no es ningún principiante y tiene muñeca y capacidad para lidiar con las urgencias. Por eso focalizó sus energías en armar un equipo lo más compacto posible para visitar a la Fragata (ver aparte). La idea es ganar consistencia en el fondo y que hacerle un gol a Central no sea tan fácil como en los últimos compromisos. Por supuesto que arriba también hay que mejorar la puntería porque el canalla genera opciones, pero concreta poco.

El conurbano bonaerense es un territorio donde hay que ganarse la vida y todo cuesta mucho esfuerzo y sacrificio. Dentro de la cancha la cuestión será igual que en los populosos barrios de afuera. Aquí como reza el dicho cocodrilo que duerme es cartera.

Central deberá poner los cinco sentidos a la hora de jugar, luchar y pensar el partido. Lo saben Russo y sus muchachos. Deberán hacerlo en la cancha para que el saldo sea positivo.

Los auriazules necesitan cuanto antes comenzar a tener un perfil de equipo más sólido, confiable y efectivo del que vienen mostrando hasta ahora, para que desde el juego sea sustentable la cosecha de puntos. Los noventa minutos del partido siguen siendo lo más importante donde debe focalizarse Central.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario