Edición Impresa

Central venció a Boca Unidos en el Gigante, sigue de racha y toma altura

El conjunto canalla superó a Boca Unidos con un penal de Hernán Encina. De esta manera, el equipo auriazul consiguió su novena victoria consecutiva y se convirtió en único puntero.

Domingo 17 de Febrero de 2013

Nueve triunfos al hilo para elevarse entre sueños. Un envión que sigue sorprendiendo, tomando altura y que provoca el fervoroso delirio de todo un pueblo. Una racha increíble que sumó un nuevo eslabón y que catapultó a Central a la punta del torneo debido al traspié de Olimpo. Nueve éxitos cargados de razones, coraje y convicciones para mantener el paso firme y no confundir el objetivo. Este equipo de Miguel Angel Russo encontró la receta para abrir los partidos. Siempre da con la llave indicada, en el momento oportuno. Y ese sexto sentido, que lo diferencia de sus rivales directos, también se verificó en la victoria de ayer 1 a 0 sobre Boca Unidos, ya que un grosero error de Sessa, fue aprovechado con oficio por Toledo y el Sapito Encina reventó la red con su penal y permitió una explosión gigante en Arroyito.

Es que a esa altura, 25’ del segundo tiempo, ya se sabía que Olimpo iba cayendo con Defensa y Justicia en Florencio Varela, y de esa manera el triunfo auriazul empezaba a multiplicar mágicamente su significado. Es que parece que, lentamente, todo el escenario se le va a acomodando a pedido de este Central que se supo reinventar desde el convencimiento de Russo, desde la seguridad defensiva y desde la capacidad para sacarle el debido rédito a las situaciones favorables que se le presentan en el camino.

Este Central no brilla. No juega bien, pero siempre gana bien. Y ese es un gran mérito. Durante este lapso mostró que es práctico e inteligente. Porque conoce sus defectos, no se exige más de la cuenta y sabe respetar la ruta que lo llevó a los puestos de ascenso. No duda, sobre todo porque sabe que con lo que tiene le alcanza para marcar diferencias con la mayoría.

Por ahí pasan las claves de este tramo fantástico que puso a Central en lo más alto y que dejó cinco puntos atrás a Banfield, el que ocupa el tercer puesto de ascenso. Y si bien falta mucho para el final del torneo, este equipo ya estableció un mojón de separación y quiere disfrutar de todos los efectos colaterales de esta racha magistral.

El primer tiempo no fue sencillo para el canalla. Es que le costó bastante trasladar sus intenciones de juego en dominio y ocasiones concretas. En los 45’ iniciales, el dueño de casa siempre insinuó algo más pero estuvo poco claro para terminar lo que se animaba a esbozar. Además, los correntinos aguantaron con dos líneas de cuatro y un orden defensivo que nunca abandonaron.

En el complemento, Central siguió buscando. Exponiendo sus fortalezas y sus debilidades. Con recurso sanguíneo y decisión pero con escasas luces como para lastimar más a fondo. Con Carrizo por un inexpresivo Lagos y con inconvenientes similares para generar real peligro. Y fue a los, 25’, que Sessa ofreció otro de sus habituales regalos, Toledo estuvo atento para meterse al área y provocar la falta, y Encina convirtió el penal en triunfo, fiesta y locura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS