Edición Impresa

Central va en busca del equilibrio

Central está desbalanceado. Y debe lograr el equilibrio justo para no caer en desgracia. Claro que tampoco se trata del Yin y Yang. Y mucho menos de entrar otra vez en la paranoia de pedir cabezas por la derrota ante Instituto...

Martes 06 de Marzo de 2012

Central está desbalanceado. Y debe lograr el equilibrio justo para no caer en desgracia. Claro que tampoco se trata del Yin y Yang. Y mucho menos de entrar otra vez en la paranoia de pedir cabezas por la derrota ante Instituto cuando todo el equipo fue un verdadero fiasco. Pero los números reflejan la realidad. Es que el equipo que comanda Juan Pizzi deberá saldar cuanto antes la deuda interna: es irregular. Sobre todo cuando sale de los límites de Arroyito. Tal es así que hasta el momento sólo sacó 13 puntos sobre 36 posibles. Su buen posicionamiento en la tabla se basa exclusivamente en la fortaleza que logró adquirir actuando en el Gigante, donde ahí sí demuestra su chapa de candidato porque acumula 11 partidos sin caer. En definitiva, la cuestión a adquirir será cierta estabilidad para poder luchar de verdad por el ascenso directo. Caso contrario no dependerá de sí mismo.

La campaña canalla desde los resultados muestra dos caras diametralmente opuestas. Por un lado está la destacada cosecha obtenida en el Gigante donde acumula 11 encuentros sin ceder (8 victorias y 3 empates) y con una racha de seis triunfos consecutivos (Ferro 3-0, Aldosivi 3-1, Patronato 1-0, Sp. Desamparados 2-1, Defensa y Justicia 3-2 y Atlanta 2-0).

Pero por el otro, la suma de puntos en condición de visitante es baja para un equipo que tiene como objetivo lograr una de las dos plazas del ascenso directo. De hecho, en sus últimas 8 salidas de su pago, los auriazules solamente pudieron ganar una vez. Fue 1 a 0 ante Huracán con un gol anotado por el artillero Gonzalo Castillejos. El resto fueron tres empates (Deportivo Merlo 0-0, River Plate 1-1 y Chacarita 1-1) y cuatro derrotas (Independiente Rivadavia 0-2, Atlético Tucumán 1-2, Gimnasia LP 0-1 e Instituto 0-3). Es decir que sacó solamente 6 puntos de los últimos 24. No hay dudas de que es un número muy bajo para un club con pretensiones de mostrar la chapa de protagonista.

Pero además hay otro punto que preocupa. Y es la poca cantidad de goles que hizo fuera de su casa. Solamente fueron 7 conquistas en 1.080 minutos (12 partidos). Gonzalo Castillejos marcó 5 de estos siete goles, mientras que los otros fueron convertidos por Ricardo Gómez ante Defensa y Justicia (2-1) y por Antonio Medina contra Atl. Tucumán (1-2).

En síntesis, en lo que va de la temporada Central jugó con Pizzi como DT 12 partidos como visitante de los cuales ganó 3, empató 4 y perdió 5. Es decir que logró 13 puntos sobre 36 (el 36 por ciento) contra el 82 por ciento que logró en el Gigante de Arroyito y que le permite estar en una posición expectante.

Como dato extra hay que sumarle que esta campaña como visitante es casi similar a la de la temporada anterior ya que en los primeros 12 partidos fuera de Rosario, los canallas habían sacado 12 puntos (uno menos que ahora) producto de tres triunfos (Atlético Rafaela 1-0, Chacarita 2-0 y Aldosivi 5-0), tres empates (Belgrano 1-1, Patronato 2-2 y Unión 1-1) y seis derrotas (Almirante Brown 0-1, Ferro 0-1, Boca Unidos 0-2, Atlético Tucumán 2-4, San Martín de San Juan 0-3 y San Martín de Tucumán 1-2).

Los números suelen ser fríos en determinados casos. Pero son reales y siempre marcan el rumbo. La tendencia indica que si Central no balancea su funcionamiento cuando juega en condición de visitante podría quedar preso de sus limitaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario