Edición Impresa

Central va al sur en busca de un nuevo desafío luego de la victoria ante All Boys

La jerarquía de Lanús lo pone de manifiesto. En el sur del Gran Buenos Aires la pelota comenzará a rodar desde las 14.15, con arbitraje de Mariano González.

Domingo 30 de Marzo de 2014

En la rueda interminable de partidos, cada equipo atiende a su juego. Central no escapa a las generales de la ley, con la salvedad de que está frente a una semana con compromisos muy importantes. Pero no sería bueno pensar en el choque contra Boca y menos aún dejar que las pulsaciones se aceleren por la proximidad del clásico. Hoy para Central la historia se llama Lanús y es donde deben estar apuntados todos los cañones. De por sí es un desafío atractivo. La jerarquía del rival lo pone de manifiesto. En el sur del Gran Buenos Aires la pelota comenzará a rodar desde las 14.15, con arbitraje de Mariano González.

¿En qué momento le llega este partido a Central? En un momento de relativa calma. Con la tranquilidad futbolística que le entregó la victoria frente a All Boys, que sirvió para cortar una racha de cinco partidos sin sumar de a tres.

Pero, se sabe, la importancia de cada victoria repercute indefectiblemente en el margen de tranquilidad que se va logrando en lo que tiene que ver con el único e incontrastable objetivo trazado: la permanencia.

Desde ese punto de vista, lo hecho hasta aquí otorga ciertas licencias, que por supuesto no deben ser tomadas como tales, sino reforzadas fecha tras fecha para que el cumplimiento de la meta aparezca cuanto antes.

Obviar lo que tiene que ver con el rendimiento futbolístico propiamente dicho es un paso que no debe darse. En ese sentido el partido de hoy servirá para ratificar todo lo bueno que se hizo contra All Boys, partido en el que Central cumplió con una de sus mejores presentaciones en lo que va del torneo. Ganó sin mayores sobresaltos.

Está la contingencia de la variante que Russo tuvo que introducir de manera obligada y es el ingreso de Matías Ballini por Nery Domínguez (ver aparte). Pero este retoque no formará parte de un impedimento para mantener la línea futbolística.

Para Russo y sus dirigidos el respeto hacia Lanús es importante. Siempre lo sienten ante cualquier rival, pero en esta ocasión todos entienden que se estará enfrente de un equipo que tiene un libreto claro, cualquiera sean los intérpretes que lo ejecuten.

De la misma forma está la confianza en lo que Central pueda dar. Es que hasta aquí no hubo equipos que le hayan marcado una gran diferencia al equipo de Arroyito, más allá de los resultados obtenidos.

La expedición al sur será con las precauciones lógicas, pero también con el convencimiento de que la chance de un buen resultado existe. Y ese envión anímico que se logró tras los 90 minutos frente a All Boys será el punto de partida para hacer que aquello no haya sido un espejismo, sino la base de una levantada que ayude a dar un paso en firme más no sólo en el inicio de una semana importante, con mucha tensión, sino de una recta final de campeonato en la que la prioridad de sumar estará por encima de todo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS