Edición Impresa

Central: Usandizaga y el plantel apoyaron a Merlo; el Equi, sin sanción

Merlo vio recrearse los fantasmas que lo alejaron de River Plate a comienzos de 2006. La movida del máximo referente de aquel plantel, Marcelo Gallardo, fue determinante para irse de Núñez. Y luego de las declaraciones de Ezequiel González, intuyó que podía pasarle lo mismo y pateó el tablero.

Viernes 10 de Abril de 2009

Merlo vio recrearse los fantasmas que lo alejaron de River Plate a comienzos de 2006. La movida del máximo referente de aquel plantel, Marcelo Gallardo, fue determinante para irse de Núñez. Y luego de las declaraciones de Ezequiel González, intuyó que podía pasarle lo mismo y pateó el tablero. Amenazó con irse y no parecía haber forma de convencerlo de lo contrario, ni siquiera con las disculpas públicas del volante. Pero el apoyo de otros experimentados y, sobre todo, el respaldo absoluto del presidente Horacio Usandizaga, revirtieron una resolución que dio vueltas por su cabeza. Y se queda en Arroyito. ¿El Equi? Seguirá en el plantel, pero habrá que ver si tendrá castigo. Por ahora, llegó la paz.

Todo se disparó con las inoportunas declaraciones de Ezequiel González, el martes a una emisora porteña (Radio Del Plata), en relación al partido en Tucumán. "Fuimos un desastre. A mí me gusta otra cosa, el fútbol de Cappa, el que intentan Godoy Cruz y San Martín", sostuvo el enganche, quien además dejó en claro que le molesta ser suplente. La bola que rodó después lo obligó a tratar de remediar las cosas con una disculpa privada y pública. Pero Merlo lo sintió como un acto de traición y luego confirmaría que dudó en seguir en Central.

Por eso, ayer a la mañana las heridas no se habían sanado ni mucho menos (ver aparte), fue necesaria la insistencia de varios referentes, y al final debió ser el propio Horacio Usandizaga quien hiciera público su apoyo para evitar que la sangre llegara el río. "Nosotros haremos lo que diga el técnico", dijo ayer por la tarde en La Red Buenos Aires, mientras lo escuchaba en línea el propio Merlo. "Si él dice que pasa el tema a la comisión para que tomemos una medida disciplinaria, lo haremos. Si lo quiere manejar él, lo hará como quiere. Siempre tiene razón Merlo. Tiene nuestro total respaldo", tras lo cual lo colmó de elogios en lo profesional y humano.

Merlo le agradeció esas palabras y, ya sintiéndose de nuevo con las riendas en la mano, dijo que no iba a haber sanción para el Equi. "Lo hablé con él privadamente y con el grupo. Es tema terminado. Aparte es un gran jugador, que jugó muy bien con Vélez. No voy a tomar medidas, sigue en el plantel. Es uno más".

Previamente, Merlo sintió también el apoyo de los otros referentes y lo hizo público. "Hablé con el Kily, Ribonetto, Moreno, Lima...Vinieron a decirme que tenía el apoyo de todo el plantel y fue muy importante".

Merlo salió fortalecido de la crisis, probablemente el Equi no. Ahora sólo resta saber cómo repercutirá a la hora de jugar este inoportuno alboroto.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS