Edición Impresa

Central será otra vez el equipo de Russo, de nuevo en tiempos difíciles

La misión que iniciaron ayer los dirigentes de Rosario Central concluyó con el resultado que esperaban. Miguel Angel Russo es el nuevo entrenador auriazul y a partir de la semana próxima...

Viernes 06 de Julio de 2012

L

a misión que iniciaron ayer los dirigentes de Rosario Central concluyó con el resultado que esperaban. Miguel Angel Russo es el nuevo entrenador auriazul y a partir de la semana próxima tomará las riendas del plantel. De esta forma, se le puso fin a la historia que había comenzado con la decisión de no realizarle un nuevo contrato a Juan Antonio Pizzi, cuyo vínculo con la entidad de Arroyito había vencido el pasado 30 de junio. Russo firmará por dos años, llegará acompañado por el cuerpo técnico que siempre tuvo, con Hugo Gottardi como ayudante de campo y Guillermo Cinquetti como preparador físico, y tendrá el manejo integral de fútbol del club. En principio no habría una presentación oficial de parte del club, al menos hasta después de la primera práctica, que está prevista para el próximo martes, en el predio de Arroyo Seco.

Después de la potestad que la comisión directiva les había otorgado a Speciale y a Belloso para ir en busca del nuevo entrenador, ambos, junto al vicepresidente segundo Rubén Fernández, viajaron ayer a Capital Federal. Allí los esperó Russo y se sentó a escuchar a los enviados canallas, pese a la molestia que aún tenía en su muñeca izquierda por una fisura que sufrió en un accidente doméstico. La charla duró un par de horas y cerca de la medianoche llegó el ansiado acuerdo. El proyecto futbolístico fue el punto más importante y con el que el técnico se sintió identificado.

Ambas partes se mostraron felices porque las negociaciones hayan resultados satisfactorias. Más teniendo en cuenta que "el primer contacto que tuvimos fue hoy (ayer) por la mañana", según expresaron.

Ovación dio cuenta en su edición de ayer que después de que se decidiera la no continuidad de Pizzi, el candidato que corría con ventaja sobre el resto era Russo. Es que los dirigentes entendieron que era la persona indicada para asumir en este presente complejo del club. Sólo después de un "no" de parte de Miguel podían empezar a tomar fuerza otros nombres. Pero no hizo falta echar mano a esas alternativas.

Ayer por la mañana Russo ofreció el primer guiño al mostrar predisposición para sentarse a escuchar a los dirigentes. Por eso se pactó para la noche una cena en Buenos Aires. En ese marco se desarrolló el cónclave para iniciar y avanzar en la negociación. Y cuando todo parecía indicar que habría que esperar hasta hoy para sellar el acuerdo, anoche mismo los puntos más trascendentes en cuestión fueron resueltos. Claro que todavía quedan por delante algunas reuniones más, que estarán ligadas estrictamente a lo que será el armado del plantel para el desafío que se viene.

Este será un nuevo desafío de Russo en Central. El cuarto. Arribó en 1997 por primera vez, después lo hizo en 2002 y también en 2009. Sin dudas su último paso fue uno de los más significativos, precisamente porque tomó el mando del equipo en una situación límite, a pocas fechas del final del torneo Clausura, en la que el equipo estaba acechado por el promedio. El resultado fue positivo luego de lograr que el canalla mantuviera la categoría tras disputar la promoción contra Belgrano.

Este cuarto período tendrá la misión de devolver a Central a primera división. Speciale, Belloso y el Pitu Fernández, con el aval del resto de la dirigencia, fueron en busca de una respuesta satisfactoria y la encontraron. El propio presidente canalla se había comprometido a resolver el tema del nuevo entrenador entre hoy o mañana a más tardar y el DT ya está. De ahora en más será la hora del trabajo para que esta apuesta tenga los frutos esperados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario