Edición Impresa

Central: Miguel Russo prueba y cree

Miguel Angel Russo es consciente de que el equipo todavía está lejos de tener un funcionamiento óptimo y que debe trabajar mucho para mejorar el rendimiento individual y colectivo auriazul. El DT está convencido de que hay material y argumentos para crecer y que con el paso de las fechas Central logrará reducir el margen de error y a la vez potenciar las virtudes.

Lunes 15 de Octubre de 2012

Miguel Angel Russo es consciente de que el equipo todavía está lejos de tener un funcionamiento óptimo y que debe trabajar mucho para mejorar el rendimiento individual y colectivo auriazul. El DT está convencido de que hay material y argumentos para crecer y que con el paso de las fechas Central logrará reducir el margen de error y a la vez potenciar las virtudes. El conductor del grupo es el primero en asumir que hay muchas cuestiones por corregir y por eso no le tiembla el pulso a la hora de probar variantes, modificar esquemas y rotar apellidos. Russo todavía está buscando la consolidación del equipo y no tiene drama en asumirlo cada vez que enfrenta los micrófonos.

Si bien el objetivo canalla era ganar el sábado en la visita a Almirante Brown, lo cierto es que tras el empate sin goles en Isidro Casanova, tanto en el cuerpo técnico como en los jugadores, quedó flotando la sensación ambigua del lamento por no sumar de a tres y seguir lejos de la punta, y a la vez la conformidad con quebrar la racha de tres caídas consecutivas fuera del Gigante y además no recibir goles en su arco. "Necesitamos hacernos fuertes a través de los resultados. Este torneo es durísimo y hay que pelear partido a partido", le confió Russo a Ovación tras el 0-0 en La Matanza.

Russo es el primero en detectar que todavía hay fallas que no le permiten despegar a Central. Y por ello semana a semana ensaya variantes para buscar solidez en todas las líneas. Es cierto que hoy los puntos positivos no abundan y la tabla de posiciones determina que el equipo está demasiado relegado, pero recién se jugó un cuarto de torneo y todo puede cambiar.

¿Qué debería hacer Central? Que la última línea termine de consolidarse, que los volantes no alternen pases a los compañeros y a los rivales y que adelante hacer un gol no sea cuesta arriba.

Si bien ante La Fragata el equipo sufrió algunos sofocones en las cercanías de Caranta, para el DT en líneas generales "fue importante tener cierto orden defensivo y en ofensiva generar algunas oportunidades netas de gol".

El sábado Central jugó con tres zagueros, dos laterales, tres volantes y dos puntas. ¿Cuál fue el saldo para el DT? "Me voy conforme. Los rivales nos habían agarrado la mano porque nosotros vamos mucho al ataque y cualquier rechazo nos agarraba mal parados. Buscamos no desordenarnos, pero esto no es definitivo. Seguiremos buscando mejorar", concluyó.

Russo es optimista para lo que viene, pero sabe que cada paso adelante en la consolidación del equipo requiere de mucho trabajo, sacrificio, perseverancia e ingenio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario