Edición Impresa

Central: Manuel Suárez, ayudante de Pizzi, habla de él y su relación

Los grupos de trabajo se fortalecen con el aporte de todos, amén de que siempre haya una cabeza visible en quien recaen las mayores responsabilidades. En el cuerpo técnico de Central...

Viernes 13 de Enero de 2012

Los grupos de trabajo se fortalecen con el aporte de todos, amén de que siempre haya una cabeza visible en quien recaen las mayores responsabilidades. En el cuerpo técnico de Central no hace faltan entregar referencias, por obvias razones, sobre Juan Antonio Pizzi. Hasta al profe Jorge Fleitas se le recuerda un paso por la ciudad. Pero la situación de Manuel Suárez es diferente. Muy pocos conocen su pasado, que no es lo primordial, sino su forma de pensar y de relacionarse con el DT. Por eso Ovación se metió un poco en su intimidad, pero con la misión de urgar en la forma de trabajo del cuerpo técnico. Señaló que "las pautas de trabajo las baja el entrenador", pero también se explayó sobre otros temas. Diferencias entre el fútbol chileno y el argentino, con qué torneo se encontró y qué cosas los sorprendieron de Central fueron algunos de los temas a los que hizo referencia.

"Con Juan nos conocimos en la Universidad Católica, en junio de 2010. Llegó el Tati (José María Buljubasich) como director deportivo, Juan como técnico y yo como ayudante. Fue ahí mismo que también nos conocimos con Jorge (Fleitas), que llegó como preparador físico", recordó Suárez, quien ya venía trabajando en la Católica como entrenador de arqueros. ¿Su trayectoria como jugador? Pasó por Unión Española, Audax Italiano, San Felipe y Saint Gallen de Suiza.

"Hasta ahora ha sido muy cómodo. Creo que tenemos ideas futbolísticas muy similares, visualizamos la misma forma el juego. El entrenamiento en sí lo planteamos bajo el mismo pensamiento. Sin dudas que él, como líder de este cuerpo técnico, es quien dicta las pautas de trabajo y hay que alinearse en eso", comentó Manuel al ser consultado sobre cómo es trabajar con Pizzi. Y se explayó: "Al tener pensamientos futbolísticos parecidos sin dudas que se hace más fácil recibir la instrucción para complementar el entrenamiento, lo mismo corre para una situación de trabajo o de partido".

-¿Antes de empezar a formar parte de un cuerpo técnico esas cosas se analizan con mucho detenimiento, el hecho de decir "con esta persona puedo coincidir en casi todo"?

-Lo que pasa que nosotros empezamos a trabajar juntos en esa época, pero ya habíamos estado un par de veces antes, porque ya nos habíamos conocido. Además yo ya tenía algunos antecedentes por parte del Tati y al revés también se dio. Cuando eso pasa uno ya va manejando algo de información. Yo veía cómo jugaba el equipo de Juan y me daba cuenta a lo que aspiraba. Luego el tema personal se va dando con el tiempo. Primero está lo laboral, donde te vas acercando con algunas ideas, y lo personal se va dando por añadidura. Tiene que ver con la convivencia, con lo que pasa en el día a día. Y eso es también muy agradable.

-Algunos dicen que en los cuerpos técnicos los ayudantes suelen ser los más pensantes. ¿Este es uno de esos casos?

-Yo no sé ni es tan así. De hecho me suena un tanto arrogante pensar que es de esa manera.

-Digo esto porque muchas veces en medio de un partido el técnico es el más enérgico y quien suele ponerse más loco dando indicaciones.

-Puede ser, pero creo que también tiene que ver con la circunstancia. En los partidos Juan me solicita muchas veces intercambiar ideas y en base a eso generamos alguna discusión, por supuesto bien entendida. Pero él está muy a caballo (al frente) de todo. Está leyendo bien los partidos. Después, las situaciones que se pueden dar no es algo mecánico, sino que son momentos puntuales o circunstancias de los partidos. Es según la necesidad del momento.

-Deme dos o tres puntos en los que, tanto usted como Pizzi, sienten que este equipo se va a basar para lograr el ascenso.

-En jugar bien, en la seguridad defensiva y en hacer goles... (risas). El fútbol tiene que ver con eso y lo vamos a ir a buscar. Suena como una frase armada, pero es así. Este equipo ya dio muestras de que puede jugar bien y en estos 20 partidos que nos quedan tendremos que hacerlo igual e incluso mejor.

Vinieron por el chileno Monje

En medio de la búsqueda por un enganche, los dirigentes de Central recibieron un llamado para ver si el club podía ceder a Leonardo Monje. Suena raro, pero fue lo que pasó. La agencia que maneja al chileno se comunicó con Gonzalo Belloso para preguntarle si estaba dispuesto a “largar” al delantero, quien acaba de llegar como refuerzo. El pedido obedece al interés de Bani Yas de Emiratos Arabes, club dirigido por el Gabriel Calderón (asumió en diciembre).
Según trascendió, el ofrecimiento por el jugador habría venido acompañado de un resarcimiento económico demasiado importante para el club de Arroyito. No obstante, la respuesta del mánager canalla fue negativa.
La cuestión económica no fue la que hicieron pesar en Central. Privilegiaron el aspecto deportivo, más teniendo en cuenta que el reinicio del campeonato está a la vuelta de la esquina y que el club todavía está buscando un jugador más para reforzar el plantel que conduce Pizzi.
“Lo trajimos hace apenas unos días, lo estamos poniendo a punto físicamente y no tenemos pensado cedérselo a nadie”, dicen que fue la respuesta de Belloso.
Monje, quien llegó a préstamo hasta diciembre con opción de compra, seguirá trabajando en Necochea.
Mientras, la exclusión de Martín Rivero del plantel agilizó la búsqueda por la contratación del segundo refuerzo, pero la dirigencia trabaja con demasiado hermetismo en ese sentido. Como es típico en estas situaciones, son muchos los nombres que suenan. Uno de los que se mencionó es Santiago Raymonda, quien rescindió contrato con Chacarita.
Alguien del entorno del futbolista le confió a Ovación que al Patito “le entusiasma muchísimo la posibilidad, si es que lo van a buscar”, pero hasta el momento no hubo contactos. Es más, del lado del club alguien argumentó que “no se olvidan” cuando le dijo que “no” a Central y optó por quedare en Quilmes. l

La pelota como amiga en medio del esfuerzo físico

En medio de la exigencia física, el cuerpo técnico de Central programa y reprograma amistosos. Hubo varios cambios, pero la lista de ensayos ya parece definida. Hoy será nuevamente momento de salir a la cancha, para enfrentar a Huracán de Tres Arroyos. A la lista se agregó el cotejo ante Belgrano (el miércoles), que había sido suspendido.
  Después de los ensayos del martes contra Almagro, Central volverá a medir fuerzas hoy. Serían nuevamente dos tiempos (con equipos distintos), pero ante Huracán de Tres Arroyos.
  El lunes el rival será Alvarado (MdP), mientras que el miércoles llegará la hora de Belgrano. Todos serán en la cancha del Club Atlético del Valle. Después de ese partido el conjunto canalla emprenderá inmediatamente el retorno a la ciudad.
  Ya en Rosario, la idea es incrementar los amistosos. Existe un borrador, pero aún sin confirmar.
  En medio de eso estará la Copa Ciudad de Rosario, en la que Central debutará ante Melgar de Perú y a las 48 horas enfrentará al ganador o perdedor a Colón o Atlético de Rafaela. Entre medio el cuerpo técnico diagramó un partido con Patronato, del que participarán aquellos jugadores que no jueguen la Copa.
  Después, la hora de la verdad: la Copa Argentina (el 2 de febrero, en Salta, ante Guillermo Brown de Puerto Madryn) y el reinicio del torneo, cuando en el Gigante reciba a Desamparados, por la 19ª fecha. l

"Un torneo muy duro"

¿Particularidades del fútbol argentino? Unas cuantas según Suárez. Pero también de la B Nacional en particular. Un torneo, según el ayudante de Pizzi, “extremadamente duro”. Es que argumentó que “hay equipos que con las limitaciones que puedan tener saben qué es lo que quieren hacer puntualmente en cada partido. Si defenderse, cerrarlo, jugar al 0 a 0 o bien ir a buscarlo. Eso lo hace duro porque complica a los otros equipos como Central, que quizá está más dispuesto a ir a buscar el resultado. Todo eso lo vivimos en carne propia en la primera rueda. De hecho hubo partidos en los que no convertimos goles. Eso fue producto del buen trabajo de rival, más allá de algunas falencias nuestra, que también existen”.
  En base a estas palabras se descarta que el cuerpo técnico está haciendo hincapié para resolver esos escollos. “Es así. De hecho Central terminó jugando bastante bien y eso se debió a que fuimos descubriendo a los rivales y también nuestro potencial. Algunos partidos con más minutos y otros con menos, pero que en la primera rueda tuvimos partidos muy buenos”, advirtió. l

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario