Edición Impresa

Central: Los juicios han pasado a ser cuestión central en Arroyito

El club auriazul, que tiene una situación económica difícil, debe hacerles frente a viejas demandas, todas millonarias.

Jueves 29 de Mayo de 2014

En medio de un receso largo, en Central tienen otros detalles importantes por atender, que tienen que ver con los juicios que pesan sobre el club y que complican el andar de la institución. Sin ir más lejos, hace unos días el abogado Sergio Martyniuk dijo que estaba en condiciones de pedir la quiebra de Central por una deuda de 1.100.000 dólares que reclama por haber colaborado en la redacción del contrato de Di María, cuando bajo la presidencia de Pablo Scarabino el volante fue transferido a Benfica. Además está latente todavía el juicio con Leonardo Astrada y dos reclamos más, uno de Gabriel Calfat Lobos y otro de Osvaldo Soldano. El primero exige un pago de 402.000 dólares y el segundo de 250 mil de la misma moneda.

El juicio con Astrada es de larga data. Y pasó por varias etapas judiciales, hasta que un fallo determinó que el club debía pagarle al DT. Hoy la cifra ronda los 9 millones de pesos. Hubo intentos de arreglo, pero no se llegó a ningún acuerdo. La dirigencia esgrime que a Central "siempre lo defendieron mal", por eso entienden que el juicio no sólo avanzó, sino que se perdió.

En el intento de arreglar el pleito hubo unas cuantas reuniones, pero a los dirigentes se les hizo imposible resolver el tema. Hoy la parte demandante está embargando una suma mensual, que va a una caja judicial. Con el juicio perdido, la intención es darle forma a un convenio de pago. La oferta del club es abonar en cada libro de pases, con un monto fijo mínimo en caso de que no haya ninguna venta. Pero si se vende algún jugador, el 15 por ciento va a al pago de esa deuda.

En los últimos días apareció nuevamente en escena Martyniuk, quien prestó servicios al club también en la época de Scarabino. En ese lapso viajó a Portugal y fue el encargado de redactar, junto con la gente de Benfica, el contrato de Di María. En 2009 Horacio Usandizaga le habría abonado una suma cercana a los 300 mil pesos, pero más allá de eso siguió reclamando los honorarios por la redacción del contrato. Por estos días, el reclamo ronda el millón de dólares.

Hace algunos días Martyniuk se reunió con algunos de los actuales dirigentes, pero la conversación no llegó a buen puerto. Por eso dijo que iba a pedir la quiebra del club, aunque un par de días después habría dado marcha atrás en esa acción.

Lo que sostienen desde la dirigencia es que la actitud de reclamar ese monto por la redacción de un contrato es "sumamente abusiva".

Montos no menos importantes son los que reclaman Calfat y Soldano, que dicen tener documentos firmados (Calfat el 16/8/2006 y Soldano el 27/12/2005) por Scarabino y Gonzalo Estévez. Según el presidente canalla, ese dinero nunca ingresó al club, según "determinaron los peritos enviados por un juez".

El litigio de Calfat originó un embargo en la AFA sobre los derechos televisivos, desde diciembre, cuando el club fue notificado. "Además de ser monotributistas, que tienen una facturación de 78 mil pesos anuales, supuestamente le prestaron plata a Central y lo raro es que en 7 años no reclamaron absolutamente nada", señaló el presidente auriazul.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario