Edición Impresa

Central: La plataforma está ubicada en los 48 puntos

Esta cifra es la que debería sumar Central en su primera temporada para no correr riesgo de descenso.  

Martes 25 de Junio de 2013

Hacer números es el primer desafío auriazul en su regreso a primera división. Es la tarea de cualquier equipo que asciende y, lógicamente, también para Central, más allá de que el pensamiento debe ser superador y así está en la mente de todos: jugadores, entrenador, dirigentes e hinchas. Conservar la categoría es el objetivo inicial y las estadísticas aportan datos a tener muy en cuenta. Después los cálculos pueden hacerse añicos y sumar más, pero de mínima plantean una plataforma de la que entonces pueda despegar el equipo. Y hoy, mirando la competencia 2013/2014 que se iniciará el 4 de agosto, es válido reflejar lo que dice la historia de las últimas diez temporadas: con 48 puntos entre torneo Inicial y Final el Canalla no estaría entre los tres peores promedios que descenderán.

La regularidad estadística de las últimas 10 temporadas marca que los ascendidos conservaron su lugar con esta cifra, como sucedió con San Martín de San Juan en 2011/12 y Olimpo en 2010/11, ya que esas 48 unidades otorgan un promedio de 1,263 y ninguno de los descendidos desde el 2003/2004 bajó con ese coeficiente (ya sea directamente o por promoción).

En cambio, sumar un punto menos puede ser condenatorio, ya que con 1,236 (47 unidades en 38 partidos) en las últimas temporadas descendió River (1,236 con 141 puntos en 114) por promoción; mientras que Banfield lo hizo en forma directa con poquito más: 1,245 con 142 en 114 cotejos.

El intervalo entre la permanencia y la caída es muy pequeño. Es más, con 46 puntos (1,210) es demasiado peligroso conformarse porque con menos descendió San Martín de San Juan (1,197) esta temporada. Mientras que con 45 (1,184) y 44 (1,157) habría que sacar cuentas hasta el final.

¿Menos? Aparece casi condenatorio. Es que con 43 puntos en la temporada (1,131) ya descendieron los ascendidos Chicago (2006/07) y Atlético de Rafaela (2003/04), lo mismo que Independiente (129 puntos en 114 partidos) en la que acaba de finalizar. Y con 42 (1,105) o 41 (1,078) ni hablar.

El sistema de promedios perjudica a los que llegan de la B Nacional, ya que no tienen colchón de puntos como pueden conseguir los que al menos hayan tenido una temporada de buen registro (más de 55 puntos).

Otro dato muy importante es que además de los 3 ascendidos (Central, Gimnasia y Esgrima La Plata y Olimpo) que arrancarán peleando el promedio, los rivales más directos serán los que en la sumatoria de las dos temporadas anteriores largarán con menos de 100 puntos. En este lote se encuentran Estudiantes (98), Tigre (97), All Boys (95), Atlético de Rafaela (93), Godoy Cruz (87) y Argentinos Juniors (86). Y a ellos se les debe sumar Quilmes, que tendrá los 50 de su única campaña.

El único equipo en la historia que se fue al descenso tras arrancar con más de 100 puntos fue Banfield en la 2011/12. Por lo cual se estima que los primeros 10 equipos de la nueva tabla de promedios, a excepción que hagan una campaña catastrófica como la del Taladro (sumó 22 puntos entre ambos torneos), no lucharían por la permanencia en primera.

Números y más números, pero no queda otra que tenerlos presentes. Eso sí, hay que tomarlos con tranquilidad para no enloquecer de entrada, es que por más que el arranque de torneo pueda ser alentador, hasta no cumplir con la base de puntos requerida (lo mínimo debería ser 24 por torneo corto) es muy probable observar al equipo en los últimos lugares del promedio. Es que ganando los primeros dos partidos el promedio sería gigante (6 puntos otorga 3,000), pero perdiendo los dos primeros habría que sumar 8 en los siguientes 4 cotejos para alcanzar el 1,333 que lo pondría a salvo. Y desde ahí seguir haciendo cuentas.

Cómo les fue a los recién ascendidos en el primer año

La tendencia con los recién ascendidos en cuanto a su permanencia en el primer año cambió notoriamente. Tanto que desde la temporada 2003/04 hasta 2007/08 inclusive, de los 19 equipos que venían de la B Nacional solamente 7 (el 37 %) se quedaron en la “A”. Mientras que los otros 12 (el 63 %) pudieron mantenerse un año. En cambio, los números en las últimas 3 le hacen un guiño a Central ya que de los últimos 9 ascendidos, 8 (89 %) se quedaron en primera y sólo bajó Quilmes (2010/11).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS