Edición Impresa

Central: La línea de volantes, que es un sector neurálgico, sale de memoria

Para construir, nada mejor que echar las bases. No es el hecho de recaer nuevamente sobre los números, que en definitiva son los que sostienen la ilusión por la excelente campaña realizada...

Jueves 04 de Abril de 2013

Para construir, nada mejor que echar las bases. No es el hecho de recaer nuevamente sobre los números, que en definitiva son los que sostienen la ilusión por la excelente campaña realizada hasta aquí, sino en ver a partir de qué elementos Miguel Angel Russo fue encontrando respuestas desde lo futbolístico y, por ende, en los resultados. No es una frase alocada cuando se advierte que el mediocampo es el sector neurálgico de la cancha, el apéndice de todo equipo. Difícilmente se pueda defender bien si la mitad de la cancha funciona desorganizada. Y lo mismo corre para la ofensiva. Este Central encontró el rumbo desde el juego, pero para llegar a eso fue necesario que aparecieran los intérpretes, que lógicamente tuvieron el respaldo de los defensores y, en menor medida, de los atacantes. Encina, Nery Domínguez, Méndez y Lagos conforman un mediocampo que se repite y que hace, casualmente, 16 fechas que tiene a estos cuatro jugadores como actores principales.

"En general el equipo sale de memoria y eso es importante a la hora de salir a la cancha". Nery Domínguez intentó ampliar la mirada y meter dentro de la bolsa a todos. No está errado ni mucho menos. Los nombres en medio de esta racha de 16 partidos sin derrotas se repitieron en gran número. Pero la defensa tuvo algunos vaivenes, no tanto como lo que ocurrió con los delanteros.

Encina se perdió el juego en el Nuevo Gasómetro contra Nueva Chicago. Nery Domínguez no pudo estar ante Gimnasia y Esgrima La Plata, en el Gigante. Lagos se quedó afuera en el inicio de 2013 frente a Sarmiento por una molestia que sufrió en la última práctica de la semana. Mientras que Jesús Méndez es el único que estuvo en los 16 encuentros que incluyen el invicto canalla. Es una realidad que, hasta aquí, Russo no tuvo demasiados contratiempos para formar ese mediocampo porque las lesiones y las suspensiones se dieron en cuentagotas, pero también está el mérito en haberse aferrado a una fórmula que dio sus resultados.

Claro que no todo pasa por los nombres propios, sino que lo que hizo fue lograr una forma de jugar distinta a la que se había ofrecido en el inicio del campeonato, algo que tuvo como afluente el hecho de que los demás futbolistas también hayan mostrado predisposición al cambio.

Con un mediocampo formal, pero sobre todo rutinario todo resulta más sencillo. Siempre es más complejo alcanzar la seguridad defensiva con una mitad de cancha que no funcione como primer dique de contención. Y la misma ecuación corre para todo aquello que pueda lograrse en ofensiva. Es más, la falta de gol por parte de los delanteros en algún momento fue un verdadero trastorno para este equipo. Y fueron precisamente los volantes los encargados de ponerle el pecho a la situación.

Y si durante gran parte de esos 16 partidos el equipo no recibió goles fue porque la defensa también tuvo lo suyo. Es que Ferrari y Delgado estuvieron siempre en ese lapso al que se hace referencia, mientras que Valentini faltó una vez (Atlético Tucumán) y Peppino en una oportunidad ingresó desde el banco (Ferro) y en otra se ausentó por suspensión (Patronato).

No es un dato aleatorio ni mucho menos. Pero se insiste con la importancia que se le suele dar, no en vano, al sector neurálgico por excelencia como lo es la mitad de la cancha.

Russo siempre se caracterizó por armar sus equipos de atrás hacia adelante. Esta vez le costó alcanzar no sólo la solidez defensiva, sino también el protagonismo que, indefectiblemente, se llega a base de goles.

Negar que este Central protagonista y con el ascenso al alcance de la mano es fruto de un trabajo en conjunto sería un error. El mismo error que sería soslayar la importancia que tiene el hecho de contar con un mediocampo (con recambio que siempre estuvo a la altura de las circunstancias) que sale de memoria y que fue uno de los principales hacedores de esta vuelta de tuerca que Central logró darle a su participación en el torneo.

Castro será el árbitro el lunes en Mendoza

Alejandro Castro fue designado ayer en la AFA para dirigir el partido del lunes entre Independiente Rivadavia y Rosario Central. Ocho veces dirigió Castro al Canalla, con cinco triunfos, un empate y dos derrotas. En la actual temporada lo arbitró en cuatro ocasiones, de las cuales ganó tres (Boca Unidos 2-1, Deportivo Merlo 2-1 y Nueva Chicago 2-1) y empató la restante (Independiente Rivadavia 2-2). Mientras, el choque ante Almirante Brown (29ª fecha) fue programado para el sábado 13, a las 14.

Costa continúa con su prueba en Villarreal

Ramiro Costa sigue con su prueba en Villarreal de España, a la que fue, por espacio de dos semanas, con un permiso especial de parte de la dirigencia. La vuelta del delantero está prevista para fines de la semana que viene y después de eso se verá si la institución ibérica decide avanzar en alguna negociación para contratarlo. En caso de que eso suceda, del lado de Central están dispuestos a sentarse a charlar. Costa, de 20 años, tiene contrato con el club de Arroyito hasta junio de 2014.

Baigorria y Zona Sur sin actividad por duelo

Las actividades de las divisiones inferiores en la ciudad deportiva de Granadero Baigorria y en Fábrica Militar (Zona Sur) fueron nulas ayer debido al luto establecido por el fallecimiento de Alex Daniel Ríos, un chico que se desempeñaba en la décima división del club. Desde la institución de Arroyito elevaron un comunicado a las pocas horas de conocida la noticia en el que expresan "el acompañamiento a la familia y allegados al jugador, enviando nuestro más sentido pésame".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS