Edición Impresa

Central hizo un flojo primer tiempo, pero se recuperó y sigue liderando el torneo

El contexto no era el ideal. Jugar a puertas cerradas oficia de por sí de calmante natural para cualquier amante del deporte más popular e inclusivo del planeta.

Martes 17 de Marzo de 2015

El contexto no era el ideal. Jugar a puertas cerradas oficia de por sí de calmante natural para cualquier amante del deporte más popular e inclusivo del planeta. El césped del Gigante tampoco era el acorde. No obstante, la obligación interna de ganar y recuperar así el liderazgo absoluto fue el antídoto correcto para contrarrestar las complicaciones ocasionadas en el primer acto. Si Central terminó inclinando la balanza a su favor ante Temperley fue porque tuvo capacidad de resolución y ambición para ratificar que es el mejor equipo del certamen hasta el momento, de la mano del Chacho Coudet, quien a su vez hace historia al andar. Le habrá faltado marco a semejante triunfo para que la fiesta sea total, pero tuvo a un Ruben implacable una vez más.

Repitió los errores de la fecha pasada Olimpo en Bahía Blanca. Salió dormido a afrontar el desafío cuando la responsabilidad actual marca que debe estar más atento que el rival. Ya sea porque es el puntero e invicto como también que en esta especial ocasión era local. El Canalla le entregó prácticamente en bandeja la primera fase al Celeste. Era como que los roles se habían invertido. Y no precisamente porque la cancha estaba mala. Quienes estaban en otra galaxia eran los mismos jugadores auriazules.

No se comprendía cómo los integrantes del mediocampo tocaban una partitura distinta. La locura que exhibía el Chacho detrás de la línea de cal era inocultable. Además, al no haber público, se podía escuchar claramente el enojo y los insultos al viento que lanzaba el DT canalla. Sobre todo cuando Nery Domínguez, Barrientos o Fernández la pifiaban seguido o, directamente, veían pasar la bocha sin poder reaccionar.

Temperley, con sus limitaciones a cuestas, complicó al puntero en dos claras jugadas antes del primer cuarto. Una a través de un remate activado por Dinenno y otra con un cabezazo conectado por Bojanich. Por suerte para el canalla, Caranta estaba rápido de reflejos. Y seguro. El arquero cordobés fue clave para mantener cerrado el arco. Mientras que por el lado del equipo sensación del torneo, la única que generó fue a poco de comenzar con una jugada sucia en la que Arregui terminó luciéndose. Todo lo demás fue malo. Tan malo como intrascendente. Para el olvido en realidad. O para repasar una y otra vez de cara al partido del próximo domingo ante Rafaela.

Sobre que el elenco auriazul venía torcido perdió un soldado. José Luis Fernández hizo dos faltas en apenas unos segundos y por eso terminó expulsado sin chistar. Lo mejor que le pasó al equipo fue irse al descanso.

Y ahí parece que las paredes volvieron a temblar. Las indicaciones del técnico no daban lugar para más fallas. Y se ve que las palabras de Coudet no entraron por un oído y salieron por el otro porque el equipo mejoró sustancialmente, pese a que Caranta casi va a buscar la pelota al fondo de la red tras un zapallazo de Esparza que pegó en el horizontal.

La clave fue porque Gustavo Colman salió a escena y aportó impronta, claridad y jerarquía. También es verdad que erró un pase y generó una contra Celeste. Aunque automáticamente aceleró y comenzó a pedir todas las pelotas con convicción. Fue el titiritero canalla.

Demostró tenacidad y una técnica que ya no se ven por estos pagos. Es distinto. De yapa ayudó a crecer al reaparecido Nery Domínguez porque absorbió toda la responsabilidad en el medio.

Y así fue que se edificó el triunfo. El experimentado volante que viene de militar en Turquía tocó con suavidad para Cervi. La Pulga canalla encaró y vio como Ruben buscaba la diagonal, y lo asistió. Y el 9, fiel a su estirpe y presente, no perdonó. Y todo Central festejó con alma y vida ese tanto, que en definitiva terminaría siendo el que hizo saltar la banca para seguir mirando a todos desde bien arriba. Y en soledad para alegría de todo el pueblo canalla.

Kity anduvo derechito

La incursión por fuerza mayor de Cristian Villagra en el sector derecho de la defensa marcó prolijidad, aunque poco y nada de proyección. Kity, en su segundo cotejo de titular, cumplió igual desde lo táctico sin fisuras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario