Edición Impresa

Central: Fue mejorando su forma de jugar y de trabajar los partidos

Los estadíos de este Rosario Central en el torneo están bien marcados. De aquel equipo que inició el campeonato con demasiadas dudas y resultados que distaban de los esperados, a éste...

Viernes 08 de Noviembre de 2013

Los estadíos de este Rosario Central en el torneo están bien marcados. De aquel equipo que inició el campeonato con demasiadas dudas y resultados que distaban de los esperados, a éste, que juega con una mayor cuota de aplomo y que, seguramente lo más importante, está cosechando en una proporción mucho mayor, parece haber diferencias. Russo y los jugadores sienten que todavía se está muy lejos del ideal. Parece ser un pensamiento correcto. No obstante, hubo avances pronunciados, en cuestiones medulares que colaboraron para fortalecer el rendimiento. Cuestiones del funcionamiento propiamente dicho. La frase "sabemos que somos capaces" por parte de Russo ejemplifica lo que siente el plantel puertas adentro.

El técnico canalla es de contar con un reservorio de frases a las cuales echar mano de cuerdo a las circunstancias. Desde el día que puso un pie en el club advirtió que el equipo no debía desesperarse, ni jugar al ritmo de la gente (en aquel momento el Canalla buscaba incansablemente el retorno a primera división). En el inicio de este campeonato lo repitió hasta el cansancio, pero a su equipo le costó cumplirlo al pie de la letra.

"A nosotros todo nos cuesta pero lo buenos es que lo vamos logrando. Sí tenemos una forma de jugar que nos exige mucha concentración, disciplina y movilidad. Cuando buscás ese tipo de cosas sufrís un montón de cosas", relató el técnico.

El clásico ante Newell's tal vez sea uno de los mejores ejemplos de ese nuevo modus operandi. Una apuesta desde lo táctico claramente expuesta, con mucha presión sobre el rival, pero sin esa enjundia en la búsqueda del arco rival que los hinchas suelen reclamar desde las tribunas. Parte del aplomo al que también se echó mano en La Bombonera, pero que quedó mucho más expuesto en lo que fue el partido contra Atlético de Rafaela, donde el escenario del partido entregaba cierta libertad como para perder los estribos. Lo que se intentó fue apostar por en libreto más calmo.

Los mayores intentos (no todos) llegaron con la paciencia como aliada. Buscando con pases cortos. Central pudo no haber conseguido ni siquiera el empate, pero la conversión de un resultado negativo a positivo le dio la derecha. La forma de lograrlo habla de ese aprendizaje que se fue dando con el correr de los partidos. De hecho, fue la primera vez que el equipo logró dar vuelta un resultado después de arrancar perdiendo (no lo puso hacer contra River, Gimnasia, Colón, San Lorenzo, Tigre, Arsenal, All Boys y Boca).

Ya también se habló del paso adelante que se había dado en esto de saber aprovechar el hombre de más que tenía en cancha. Lo había llevado a la práctica también contra Lanús, pero en un escenario no tan complejo como el 0-2 que debió afrontar en esta oportunidad. En eso también se nota cierta mejoría. ¿Por qué? Porque hasta hace no mucho tiempo, quedarse con un jugador más era casi una carga extra más que un punto a favor.

Se hizo enorme hincapié, además, en lo que pudo haber significado el cambio de esquema, en esa manera de buscar los partidos con una cuota mayor de ambición. Tal vez sea necesario recordarlo, aunque no se trata de la piedra fundacional de la levantada. Lo que seguramente hace es formar parte de ese aprendizaje y perfeccionamiento de equipo que se está llevando adelante, pero al cual todavía le restan agregarles muchas cosas más (como la solidez defensiva, ver aparte).

Este mejoramiento le está sirviendo para esa reinvención como equipo, que nació en un momento crítico en cuanto a resultados. Lo está ayudando a Russo a encontrar los parámetros futbolísticos. "En lo personal noto esa evolución y se debe a que nos fuimos acomodando, además de que estamos convencidos de que somos capaces", apuntó el DT.

En esos escollos que el equipo fue aprendiendo a superar se está gestando la base. No permitir que esa base se quiebre también formará parte del aprendizaje.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS