Edición Impresa

Central: Ferrari aseguró que "es inminente la llegada de buenos resultados"

Tiempo de descanso. De vacaciones. Para ponerle pausa a las pulsaciones, a las exigencias. Pero seguramente es el mejor momento para repasar todo lo ocurrido. Para poner la pelota bajo la...

Jueves 26 de Diciembre de 2013

Tiempo de descanso. De vacaciones. Para ponerle pausa a las pulsaciones, a las exigencias. Pero seguramente es el mejor momento para repasar todo lo ocurrido. Para poner la pelota bajo la suela, analizar y proyectar. "Central es un club con un potencial enorme y si estamos todos juntos es inminente la llegada de los buenos resultados". El dueño de la frase es Paulo Ferrari. El capitán y máximo referente del plantel de Rosario Central se explaya, fiel a su costumbre, con serenidad. Lo hace en el mano a mano que le propuso Ovación para analizar precisamente lo que pasó y lo que puede venir.

"El balance es el que está a la vista. En la primera mitad del año ascendimos y eso fue importante. En lo que tiene que ver con el segundo semestre necesitábamos afianzarnos con una base de puntos para estar fuera del descenso y lo logramos. Apuntábamos a un mínimo de 24 o 25 puntos y lo superamos", esgrimió el Loncho en el extenso diálogo con este diario, en la espera de un fin de año que anhela sea "bueno para todos los rosarinos".

Como deseo de fin de año se atreve a mirar un poco más allá: "Por supuesto que no nos conformamos con lo que hicimos. Queremos hacer una buena pretemporada porque pretendemos dar más todavía".

Claro que para proyectar el futuro, en la medida de que se pueda, es necesario saber de dónde se viene. Y es por eso que el Loncho se mete de lleno en lo que fue, a su criterio, el balance de "un año positivo".

"Sabíamos que iba a ser difícil, sobre todo en el primer torneo. En junio siempre se cambian muchos jugadores y a nosotros se nos fueron varios compañeros importantes. Si bien la base del grupo estaba, los que llegaron tuvieron que adaptarse. Además, hay una realidad y tiene que ver con la transición que teníamos que hacer de la B Nacional a Primera. Habíamos estado tres años en una categoría inferior, con todo lo que ello implica, y por eso digo que debíamos adaptarnos nuevamente", dijo.

—Jugaste toda tu carrera en Primera, pero también tuviste que acostumbrarte a otra cosa?

—Es lógico que te encuentres con otra cosa. Lo que nos pasó fue que teníamos muchos jugadores que nunca habían jugado en Primera. Algunos sabíamos lo que era, pero muchos otros no. Es más, varios chicos venían de las inferiores y ni siquiera habían estado en reserva. Todo eso lleva tiempo, pero creo que lo llevamos muy bien. Fuimos irregulares, pero creo que por ser el primer semestre cumplimos.

—Siempre dijeron que el partido contra Argentinos no iba a cambiar el análisis de lo que había sido el torneo, ¿pero esos tres puntos fueron clave?

—Sin dudas, sobre todo porque eran los puntos que necesitábamos para terminar mejor el semestre. A nosotros un partido no nos cambia lo que pensamos, pero a nivel puntos fue muy importante y lo tenemos bien en claro.

—¿Cuál es el razonamiento desde lo futbolístico?

—Tuvimos partidos buenos y otros malos, pero todo esto forma parte de la transición y los tiempos de lo que hablamos. Teniendo en cuenta esto estoy convencido que el próximo semestre va a ser mucho mejor.

—De las cosas que les pidió Russo durante todo el torneo, ¿fueron más las que cumplieron o las que les faltó?

—Tuvimos muchas cosas positivas. Acá se está haciendo un trabajo a largo plazo porque venimos con el mismo cuerpo técnico desde el año pasado, con la misma dirigencia y una base de jugadores. Todo eso es fundamental. Sabemos que Central es un equipo grande y queremos que a corto plazo esté peleando los torneos, pero todo lleva tiempo. A Miguel lo conocemos bien y sabemos lo que nos pide.

—El técnico considera que este es un equipo con cierta cuota de rebeldía, que sabe sobreponerse a los momentos difíciles. ¿Vos lo ves así?

—Totalmente. Así como decimos que está a la vista que fuimos irregulares, también está claro que este grupo supo salir adelante de momentos muy adversos. Por supuesto, la meta es entrenar y lograr que las cosas salgan bien y no tener que llegar a un mal momento para reaccionar. Sin dudas que es algo positivo que tiene este grupo, más tratándose de un club como Central, que es muy difícil, muy exigente. Es algo que no tenemos que perder.

—¿Sentís que este equipo comenzó a brindarle señales de credibilidad a la gente?

—Seguro. Cuando me tocó volver la gente estaba desilusionada y era como que había perdido la confianza en todo. Hoy la actitud de ganar está siempre y eso es lo que hace que la gente confíe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS