Edición Impresa

Central: En esta hora hay necesidad de mejorar y obligación de vencer

La falta de victorias y, por ende, la cosecha pobre en puntos impone condicionamientos, tensa músculos y modifica comportamientos futbolísticos y emocionales. Rosario Central está...

Jueves 03 de Octubre de 2013

La falta de victorias y, por ende, la cosecha pobre en puntos impone condicionamientos, tensa músculos y modifica comportamientos futbolísticos y emocionales. Rosario Central está transitando ese camino espinoso, en el que soltarse hoy parece una quimera. De allí las complicaciones que surgen para exponer la mejor versión desde lo estrictamente futbolístico. A esta altura el equipo de Miguel Angel Russo está en medio del brete que impone la vieja discusión del "huevo o la gallina". ¿Necesita jugar bien para empezar a ganar o tiene que ganar para empezar a sustentar todo desde el juego? Algunos jugadores muestran cierta ambigüedad en el discurso, pero la mayoría dice que lo que primero debe llegar es el triunfo, para después sí ir en busca de afianzarse como equipo.

No hace falta recurrir a grandes enunciados ni paradigmas psicológicos para entender que el Canalla sufre con la pelota al pie. Pero también emocionalmente.

Vale la pena un simple ejercicio, aunque netamente especulativo. Merecer los tres puntos jugando un gran partido pero Lanús llevándose una victoria, ¿sería un duro golpe? ¿Y si la cosa fuera al revés? ¿Si el Granate hace los méritos habidos y por haber y Central encuentra un gol sobre el final sin merecerlo? Cada uno tiene su propia respuesta, su postura respecto en qué contrato poner la firma.

A esto se llega no por una cuestión caprichosa. Que Central no haya podido sumar todo lo que se pretendía en la previa y que la coyuntura se torne cuanto menos compleja no tiene que ver con cuestiones fortuitas. Hay causas que indujeron una determinada consecuencia, ya abordadas en más de una oportunidad.

"No como sea, pero sí necesitamos ganar". Este es un fragmento de la respuesta por parte de Mauricio Caranta cuando se lo consultó sobre este punto. Y el uno canalla ahondó en el tema. Desde su experiencia admitió que "los resultados son lo que te dan la tranquilidad durante la semana, los que te permiten avanzar en lo táctico si te salió bien el domingo. Estamos en una situación en la que necesitamos ganar". Más claro imposible.

A partir de ahí es lógico que se genere la discusión. Tampoco es cuestión se querer resolver en pocos minutos la eterna discusión sobre el jugar bien y el ganar. La dicotomía es tan antigua como ambigua y también relativa.

De la misma forma es innegable que el Canalla está entrampado en su propia realidad. Porque juega mal (al menos no supera con claridad a los rivales) y eso le vale, hasta aquí, no gozar de buena amistad con las victorias.

Si Franco Niell hubiese marcado en la última jugada ante All Boys nada hubiera modificado la sensación de que el equipo tuvo un flojo desempeño, que no le pudo marcar diferencia a un rival limitado jugando con uno más durante casi una hora, que otra vez un error defensivo le costó un gol en contra y un montón de cosas más. Sí seguramente los ánimos se hubieran relajado y hasta esto no se hubiese escrito porque las necesidades habrían menguado.

El tema es que Central no juega bien y tampoco gana. Y son dos cosas que necesita lograr cuanto antes. Posiblemente una más rápido que otra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS