Edición Impresa

Central enfrenta a Tigre para fortalecer una convicción puesta de manifiesto ante el Ciclón

Central se demostró a sí mismo que es capaz de jugar de otra manera y hoy tiene una buena chance de ratificarlo ante Tigre, que tendrá en el banco a Gustavo Alfaro.

Sábado 13 de Septiembre de 2014

Central se convenció a sí mismo que existe otro recurso. Que no rifar la pelota es una alternativa saludable ante la rigidez en la que había caído del recurso repetitivo de la pelota por los aires y que la paciencia es una virtud insustituible. Todo eso que puso de manifiesto en la igualdad contra San Lorenzo, un resultado exiguo si se considera la producción canalla, deberá ratificarlo esta tarde en su visita al inestable Tigre, que tendrá el estreno de Gustavo Alfaro en el banco. Y si se menciona que Central necesita que esa imagen positiva que dejó contra el Ciclón se repita es pensando en que fortalezca una idea y que no afloje la convicción de que es posible asumir otro protagonismo en el torneo.

   La presentación contra San Lorenzo no fue una más, aunque tampoco se trató de un capítulo aparte como si la historia no se fuera construyendo paso a paso. Pero ese día en el Gigante fue el punto más alto del equipo de Miguel Angel Russo en el torneo, y quizás de un buen tiempo a esta parte. La prédica de no apresurarse, de encontrar los mejores caminos para atacar, de no sacarse la pelota de encima, se plasmó en la cancha con picos de rendimiento que invitan a pensar en un futuro más próspero, con apariciones que se encuadran dentro de esa idea, a partir de velocidad y desequilibrio de Pablo Becker y de los desbordes de Jonás Aguirre.

   El toqueteo constante, el cuidado de la pelota hasta encontrar la mejor opción redefinieron el juego canalla. Fue un salto cualitativo. Los futbolistas entendieron que era posible. Repetirlo es otro cantar, es un desafío. Y hasta una opción, no la única. Es que repetirse lleva a perder sorpresa.

   Los cambios que introdujo Russo para esta ocasión no parecen alterar la línea de juego que tuvo en el último partido: Alejandro Donatti por Tomás Berra, Damián Musto por Nery Domínguez y José Valencia por Sebastián Abreu.

   Actitud para asumir riesgos y perseverancia son las virtudes que debe tener Central si pretende pegar un salto. Y nada mejor que rendir examen contra Tigre, no tanto por su presente, sino porque históricamente fue un equipo que apeló ante todo al rigor táctico, algo que no tiene señales de cambiar, menos ahora con la llegada de Alfaro.

   Ante un rival que intentará ser monolítico y no dejar ningún resquicio, Central tendrá que probarse que es capaz de resistir la tentación de tirar pelotazos a diestra y siniestra, y de no caer en la desesperación. Si lo evita, controla el juego y entiende cómo ser agresivo, quizás cante en Victoria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario