Edición Impresa

Central debuta en la Copa Ciudad de Rosario, banco de prueba para Pizzi

Será frente a Melgar de Perú, a las 22. Previo a este choque se enfrentarán Colón y Atlético de Rafaela, los otros dos integrantes de certamen. Ambos encuentros irán por TyC Sports.  

Viernes 27 de Enero de 2012

Tiempo de rodar. Nada se asemejará a las expectativas que se pondrán en marcha con la reanudación del torneo, pero la puesta en marcha oficial de la maquinaria futbolística le servirá a Rosario Central para saber dónde está parado de cara al complejo semestre que se avecina. El equipo de Juan Antonio Pizzi pondrá primera hoy en la Copa Ciudad de Rosario, frente a Melgar de Perú (a las 22), y a partir de ahí muchas ideas se aclararán. Previo a este choque se enfrentarán Colón y Atlético de Rafaela (ver página 3), los otros dos integrantes de certamen. Ambos encuentros irán por TyC Sports.

El canalla llega con bastante rodaje en lo que al juego se refiere, ya que hasta aquí disputó seis amistosos. Prácticamente todos con resultados positivos, aunque eso es lo que menos importe. Lo de esta noche será distinto. No tanto por la envergadura del torneo, que la tiene, pero sí desde lo que pueda ofrecer el equipo como conjunto.

Pizzi no se cansa de resaltar que quiere ganar todo lo que su equipo juegue, pero sin dudas este torneo será abordado desde otra óptica. Fiel a su estilo, el DT no confirmó los once que saldrán desde el primer minuto, pero sin dudas que habrá una rotación importante en cuanto a nombres para el domingo (página 3).

Sistema, rendimientos individuales y asimilación de los trabajos más duros de la pretemporada. Todo estará bajo la lupa de Pizzi. ¿Con qué intención? Para realizar un análisis mucho más pormenorizado del nivel en que se encuentran hoy sus jugadores. Es que de aquí al reinicio del torneo, más allá del debut en la Copa Argentina (el 2 de febrero, en Salta, ante Guillermo Brown de Puerto Madryn), habrá pocos días y es allí donde estarán apuntados todos los cañones.

En los encuentros amistosos el técnico fue probando cosas. Mezcló nombres y ensayó con uno y otro esquema. Esta noche todo eso deberá comenzar a dar sus frutos. La idea de sólo participar no está dentro del diccionario que maneja Pizzi, quien querrá que su equipo se asome al ideal de lo que pretende. Y es una buena oportunidad para que el funcionamiento colectivo demuestre estar ya aceitado.

Habrá un pequeño margen para seguir puliendo los errores que seguramente saltarán a la luz, pero es tiempo de empezar a demostrar que el trabajo realizado hasta hoy fue el correcto y que, sobre todo, hay bases sólidas para creer en el gran objetivo que ya todos conocen al dedillo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario