Edición Impresa

Central Córdoba, sin tiempo para corregir

El Charrúa repitió los males y perdió en el estreno de Ricardo Palma como entrenador.  

Lunes 04 de Marzo de 2013

Una larga y dura tarea tendrá por delante Ricardo Palma para sacar a Central Córdoba del fondo de la tabla de los promedios. Casi sin tiempo para retocar un equipo que deambula a los tumbos en la Primera B, pisó otra vez el Gabino Sosa, su casa de toda la vida. Asumió dispuesto a poner la cara y al menos ayer recibió un cachetazo de Villa San Carlos. Nada inesperado y que expone el difícil momento de Central Córdoba, hundido en el descenso. Pero más allá del traspié, está claro que sólo alguien con las espaldas del entrenador es capaz de soportar tremendo temporal y, quizás, revertir este mal momento.

Las cuestiones a corregir son varias y alcanza con repasar lo sucedido ante San Carlos, un equipo con oficio que no por nada ocupa la tercera posición. El charrúa careció de profundidad hasta en los mejores pasajes del primer tiempo cuando manejó la pelota. Durante esos instantes, las pisadas de De Bruno no terminaron de resolver nada, Villagra no inquietó por la banda izquierda y Fabello demostró que, por sus cualidades, le cuesta moverse como volante por derecha. Ante esas falencias, Armani hizo lo que pudo y Lezcano perdió una y otra vez con Damián Giménez.

La otra gran falla pasó por la inestabilidad defensiva. El charrúa se equivocó feo y lo pagó. Como en la que Veguetti quedó sólo con Killer después de un pase largo de Oroná, se le fue y definió cruzado para poner el primero. O en la entrada solitaria de Rancez a espaldas de los centrales para el segundo. Y en el cabezazo de Veguetti casi en el área chica ante el estatismo de Poropat.

Ni siquiera sirvió de algo el empate parcial del charrúa en un córner corto que cabeceó Killer y que Armani conectó con el parietal. Es más, en esa acción el goleador sintió un pinchazo, al rato debió salir y no se descarta que se trate de un desgarro en el posterior derecho.

Con el resultado adverso, se esperó una reacción charrúa en el segundo tiempo, pero nunca llegó. Palma dejó tres atrás y mandó a Guruceaga al medio. Luego metió a Mustachi para tener mayor desequilibrio. Nada fue solución.

El ciclo recién empieza y Palma apuesta para después del próximo partido de visitante contra Almagro cuando contará con dos semanas para trabajar. El pueblo charrúa se encomienda a su sapiencia.

Palma: “Habrá que corregir muchas cosas”

La derrota le dejó al técnico Ricardo Palma un cuadro de situación sobre la actualidad charrúa. “Habrá que corregir muchas cosas. Hoy (ayer) se manejó bien la pelota, pero sin profundidad. Y se cometieron errores que en esta divisional no se perdonan. La cuestión anímica también esta mal”, manifestó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS