Edición Impresa

Central celebró su 125 años de pasión canalla en la ciudad con una fiesta imponente

Una de las mayores explosiones de los hinchas fue cuando Aldo Pedro Poy, desde el escenario, lució la misma camiseta de piqué, con el número 9 en la espalda, del día de la ya mítica palomita.

Lunes 22 de Diciembre de 2014

Sentados en las veredas circundantes del Gigante de Arroyito, ataviados con algún distintivo azul y amarillo, medio centenar aguardaba la apertura del estadio. El reloj marcaba las 17.30 y la espera se prolongaría por una hora y media. En cada uno de ellos y en los miles de hinchas que acudieron ayer se manifiesta el afecto por Rosario Central, en la celebración del 125º aniversario del club, con una fiesta que reunió a grupos como Cielo Razzo, Los Vándalos, Vilma Palma y Fluido.

La convocatoria, cuya realización se postergó un día por el pronóstico de mal tiempo del sábado, tuvo picos emotivos. Una de las mayores explosiones de los hinchas fue cuando Aldo Pedro Poy, desde el escenario, lució la misma camiseta de piqué, con el número 9 en la espalda, del día de la ya mítica palomita. "Hace muchos años que no juego y todavía sigo sintiendo el afecto de la gente en la calle", manifestó el ahora concejal.

Antes de que Poy se calzara esa camiseta que tiene guardada en una caja fuerte, el público, cuya mayoría se ubicó en el campo de juego, cantó entusiasmado el himno de Central con ritmo de rock de La Descontrolada. Las canciones del grupo, cuya temática giró sobre el canalla, entusiasmaron a la gente, que ya se había ido metiendo en el clima festivo con la murga Los Delirantes de Arroyito y el Cirkito Canalla y sus malabares y ocurrencias payasescas.

Desde temprano, los principales directivos daban vueltas por el palco oficial, el presidente Raúl Broglia y los vice primero y segundo, Luciano Cefaratti y Ricardo Carloni, respectivamente. Y si de tempraneros se habla, el Rifle Hernán Castellano llegó antes que la mayoría.

Más tarde apareció el Puma Rodríguez, llegado a la ciudad el sábado y que no dudó en quedarse un día más a partir de la reprogramación. "No podía faltar. Me encanta venir a Rosario", dijo el ex delantero, actualmente entrenador en las inferiores de Español y uno de los más requeridos para las fotos.

Falto Fito Páez, que hoy debe tocar en Buenos Aires, pero estuvieron otros canallas de pura cepa, como el Pájaro Gómez con Vilma Palma, Fluido y Cielo Razzo, que invitó a subir a Pancho Chévez. También Los Vándalos, con su inconfundible líder Popono. "Tocar ante tantos hinchas es fuerte. El mayor recuerdo que tengo es la Sinfónica, que ganó el Nacional 80. Yo jugaba en Olimpia, tenía 7 años ,y el entrenador nos traía a la cancha", recordó el cantante.

Por la identidad canalla, Popono y los demás artistas no cobraron caché por actuar, como se ocupó en aclarar el periodista Gustavo Rezzoaglio, animador de la fiesta. Y por la identidad que excede el color de una camiseta, la agrupación Hijos estuvo presente para seguir difundiendo la búsqueda de esos 400 niños apropiados por la dictadura.

PUNCTUATION_SPACEEN_SPACEEN_SPACEVideos con la sede donde se fundó Central o de la Conmebol ganada en 1995 aparecieron en la pantalla gigante ubicada a espaldas del escenario sobre calle Cordiviola. Mientras se exhibían las imágenes o entre canción y canción, pibes correteaban en el césped detrás de una pelota. Fue en ese mismo césped donde tantos hicieron la historia canalla, que el 24 de diciembre llegará a los 125 años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario