Edición Impresa

Central buscará volver al triunfo en el Gigante con la fuerza interna que le queda frente a Arsenal

Con respecto al equipo que pondrá esta tarde Russo en el Gigante, fue confirmado por el entrenador, quien mostrará algunas cartas que no puso de entrada en la Bombonera.

Domingo 21 de Septiembre de 2014

ACentral le sacaron el chip del plano internacional. Boca lo despidió rápido de la Copa Sudamericana. Por eso ahora debe centrar su energía en el campo local. Un terreno que por ahora no le resulta tan fértil desde lo numérico y colectivo. El equipo no logra hacer pie y por eso muta en la intrascendencia. El presente indica que el Canalla debe dar vuelta la página y escribir un nuevo capítulo con la tinta de la esperanza. Con respecto al equipo que pondrá esta tarde Russo en el Gigante, para recibir a Arsenal por la 8ª fecha, fue confirmado por el entrenador, quien mostrará algunas cartas que no puso de entrada en la Bombonera el jueves pasado.

   Si la mirada descansa por un instante sobre la tabla de posiciones inmediatamente notará que Central no tiene casi punto medio. Gana o pierde. Y eso no es un dato menor a la hora de analizar el rendimiento colectivo, que hasta el momento viene destilando más debilidades que fortalezas.

   La defensa no logra cerrarle el arco a Caranta (ver aparte). Hay nombres propios que hasta la fecha no mostraron su mejor versión. O al menos lo que se espera de ellos. El tiempo se consume y la solidez escasea atrás. El medio también atenta contra las buenas expectativas. La irregularidad es el común denominador. No por casualidad hay tanta rotación de caras, independientemente de que los diversos frentes obliguen a hacerlo.

   Pero para un equipo con pretensiones de ser protagonista o animador de una competencia, la zona del mediocampo tiene que ser incisiva y estar tan fina en la marca como punzante a la hora de la gestación. Y el sector ofensivo estará esta tarde condicionado. Con Walter Acuña mirando el cotejo con Arsenal desde afuera porque acumuló cinco amarillas en siete presentaciones. Su lugar será ocupado por José Valencia. Al menos así quedó en el borrador de ayer.

   A eso hay que sumarle qué pasará con Abreu, un gladiador de mil batallas que siente el peregrinar de los partidos seguidos, sumado a que Central tendrá otra cita importante entre semana por Copa Argentina, un certamen que no quieren descuidar para nada en Arroyito, ya que el premio mayor es un boleto en primera a la próxima Copa Libertadores. Claro que el Loco tiene todos los boletos para seguir hoy las acciones desde afuera, pese a que está concentrado.

   Central viaja en medio de la tormenta de la irregularidad. Aunque acentuó su déficit el pasado sábado en Victoria, cuando besó feo la lona ante un Tigre que estrenaba técnico, ahí ofreció poco. Luego llegó el bofetazo de Boca por Copa Sudamericana. Sin tiempo para lamentos, hoy deberá dar la cara ante su gente en el Gigante. Y ahí no podrá volver a dudar. Sobre todo de sí mismo. Tendrá que dar una prueba de carácter y demostrar además que su corazón aún late, pese a que no tiene esa fuerza que todos anhelan por Arroyito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario