Edición Impresa

Central: Becker sintió una fuerte molestia en la práctica y quedó descartado

En medio de una semana en la que el trabajo futbolístico cobra cierta relevancia, hubo un detalle en el inicio de la práctica de ayer que preocupó al cuerpo técnico. Fue la lesión que sufrió Pablo...

Jueves 04 de Octubre de 2012

En medio de una semana en la que el trabajo futbolístico cobra cierta relevancia, hubo un detalle en el inicio de la práctica de ayer que preocupó al cuerpo técnico. Fue la lesión que sufrió Pablo Becker a los pocos segundos de iniciado el ensayo futbolístico. Por supuesto la importancia de este cuadro de situación es de cara al partido del lunes y ahí está el gran problema. ¿Por qué? Porque ya está descartado y no podrá estar ante Independiente Rivadavia de Mendoza. Mañana será sometido a unos estudios por imágenes para determinar el grado de la lesión y a partir de ahí se sabrán cuáles serán los pasos a seguir. Pero la realidad es esta. Ayer, inmediatamente después de sufrir la lesión debió ser reemplazado (en su lugar ingresó Fernando Enrique).

"Tuvo un movimiento de incoordinación y una sensación de elongación máxima". Ese fue el informe que entregó el médico Pablo Colella segundos antes de retirarse del predio. Fue el propio facultativo quien aseguró que se esperará hasta mañana para realizarle una ecografía. Esto suele hacerse de esta manera para que la zona afectada desinflame y así visualizar de mejor manera la lesión.

En ese sentido, es indudable que si el estudio se le realiza a dos días del partido (el choque va el lunes) el panorama no es el mejor. "Seguramente va a ser muy difícil que pueda estar si el viernes le hacemos un estudio. Es casi un hecho que nos vamos a encontrar con una distensión", apuntó el doctor.

Por las caras con la que se fueron retirando los integrantes del cuerpo técnico, que haya una distensión sería una buena noticia, ya que el período de recuperación debería ser menor. Pero la sensación es que podría tratarse de un desgarro. Igual, nada se puede asegurar hasta que las imágenes determinen de qué se trata la cosa.

Los jugadores prácticamente se estaban acomodando en el campo de juego cuando Becker ya estaba saliendo de la cancha. Es que iba poco más de un minuto de juego cuando recibió un pase en profundidad por el carril derecho. Tiró la diagonal, encaró a Mauricio Caranta y le tiró la gambeta larga hacia afuera. El arquero fue al piso y el volante intentó saltarlo para no chocar, pero se quedó en el piso y de inmediato dio indicios de que algo malo había pasado.

Caranta levantó las manos llamando al médico y hacia allá fue Colella. Becker no tardó en levantarse, pero también de manera muy rápida se notó que tenía muchas dificultades para caminar. Es más, ni siquiera le hizo señas a Russo de que no podía seguir jugando. El mismo salió de la cancha, acompañado por el médico. Con signos de un gran fastidio se sacó la pechera, le hizo un bollo y caminó hacia el banco de suplentes y de ahí al vestuario.

El jugador lamentó la situación. Mucho más Miguel Russo, quien ya debe estar pensando en buscarle un reemplazante. Porque más allá de que habrá que esperar que los estudios determinen que no podrá jugar, hoy lo que es seguro que el juvenil estará ausente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario