Edición Impresa

Cayó una pareja por el crimen de un repartidor

Un chico de 17 años y una joven de 23 fueron detenidos bajo la acusación de estar involucrados en el crimen de Juan Bautista Villagra, un repartidor de 24 años al que asesinaron en marzo pasado para robarle la moto con la que trabajaba en una pizzería de Empalme Graneros.

Lunes 13 de Abril de 2009

Un chico de 17 años y una joven de 23 fueron detenidos bajo la acusación de estar involucrados en el crimen de Juan Bautista Villagra, un repartidor de 24 años al que asesinaron en marzo pasado para robarle la moto con la que trabajaba en una pizzería de Empalme Graneros.

Carlos Angel T. y su novia Carolina Noemí Alegre fueron apresados, el sábado a la tarde, por efectivos de la comisaría 20ª en la casa del padre del muchacho, en Casilda al 6000. A Piri, tal como lo conocen en el barrio, y a la chica, ya los habían buscado sin éxito en una casa de Fraga al 1300 bis.

Además de atribuirle el crimen de Villagra, la policía adjudica a Carlos T. haber descerrajado dos balazos en el pecho a un muchacho llamado Roberto Martínez en jurisdicción de la comisaría 12ª. Fue el epílogo de una gresca que habían mantenido Carlos T. y Martínez. "Tuvieron una discusión el 31 de diciembre pasado jugando un partido de fútbol", explicó el comisario Guillermo Sardá, jefe de la comisaría 20ª.

A su vez, Carolina Alegre, según el oficial consultado, estuvo detenida, cuando era menor de edad, en el crimen del taxista Juan Carlos Aldana, ocurrido en septiembre del 2003. Al parecer, era quien acompañaba en el taxi a David Toca Abregó, que fue condenado como el autor material del suceso.

El violento episodio en el que está implicada la pareja detenida ocurrió el 21 de marzo. Villagra trabajaba en la pizzería de su padrastro, Claudio Rolón, en Provincias Unidas y José Ingenieros, la misma esquina del trágico asalto. A las 23.30 de ese día, el muchacho regresaba al negocio en una moto Zanella 110 tras dejar un pedido. El tránsito por Provincias Unidas lo obligó a detenerse y en ese momento una joven pareja se le acercó caminando por un lavadero de vehículos.

Al parecer, Juan sospechó e intentó eludir el encuentro. Pero lo inmovilizaron y forcejeó con ellos. "Mi hijo no quiso entregarles la moto. Entonces el tipo le dio una puñalada y la chica lo empujó al suelo", contó Rolón a LaCapital.

El muchacho logró incorporarse malherido mientras sus agresores huían sin llevarse nada. Con un resto de aliento, Juan cruzó la avenida hacia la pizzería y se derrumbó en medio de un charco de sangre. Murió frente al comercio sin saber que los maleantes habían dejado la moto tirada en la vereda.

Ultimo intento. Una vecina acudió en auxilio del cadete y se contactó con el Sies pero, mientras esperaban, una ambulancia privada pasó por el lugar y entonces los médicos procuraron reanimar a Juan, pero los intentos fueron vanos. El muchacho murió cuando lo llevaban al Hospital de Emergencias.

Carlos T. fue alojado en el Instituto de Rehabilitación del Adolescente de Rosario y quedó detenido a disposición del juzgado de Menores Nº1, a cargo de María del Carmen Musa mientras que el expediente en el que está involucrada Carolina Alegre se tramita en el juzgado de Instrucción Nº 3 de Luis María Caterina.

El caso Aldana

Carolina Alegre estuvo detenida cuando era menor por el crimen del taxista Juan Carlos Aldana, de 35 años, ocurrido el 15 de septiembre de 2003. Por el homicidio fue sentenciado a perpetua David Ramón Toca Abregó. Ella, junto a otro adolescente que iba en el taxi, señaló a Toca como quien le disparó al chofer a la cabeza en Garzón y pasaje Einstein.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS