Edición Impresa

Cayó en Córdoba el principal acusado de los golpes a una joyería céntrica

Un policía local lo reconoció por la imagen de video del negocio robado. El viernes lo detuvieron. Tiene una casa en Ibarlucea, un complejo de cabañas en Mina Clavero y 3 vehículos. Un rosarino está preso.

Domingo 02 de Septiembre de 2012

Durante más de un mes fueron los rostros de los ladrones que llevaron adelante los cinematográficos asaltos a Work, la principal joyería del Paseo del Siglo, entre el 20 y el 22 de julio pasado. Entre jueves y viernes la policía rosarina realizó siete allanamientos en la provincia de Córdoba y en el departamento Rosario por este atraco. Y esas caras ahora tienen nombre. Se trata de un cordobés de 32 años y un rosarino de 28 que están presos como los saqueadores de la joyería. El primero es dueño, además, de una historia que incluye golpes anteriores e incursiones en negocios de apariencia regular.

El golpe había mezclado audacia con escándalo. En 48 horas los ladrones entraron dos veces a la joyería céntrica y provocaron un perjuicio que el dueño del comercio estimó en 700 mil pesos. Las pesquisas llevaron ahora a cuatro detenciones: la de los dos ladrones supuestos y sus concubinas, una de ellas embarazada de cinco meses.

Además de secuestrarles joyas y relojes que serían parte de lo robado en Work, ubicada en Córdoba al 1600, los policías rosarinos hallaron buena parte de la indumentaria informal sustraída en un depósito de la empresa Fiume el 11 de junio pasado. En esa ocasión los ladrones ingresaron al depósito de Lima al 800, cargaron el botín en un utilitario de la firma asaltada, que horas más tarde apareció quemado en una ruta del departamento Constitución. Parte de ese botín se encontró en un complejo de cabañas de la localidad cordobesa de Arroyo de Los Patos, cerca de Mina Clavero, que sería propiedad de uno de los ladrones. La otra parte, en una casa de Deán Funes al 3400, en el barrio Bella Vista de Rosario. Al cierre de esta edición, se llevaban contabilizadas 140 bolsas de residuos de consorcio repletas de indumentaria.

También se hallaron dos armas en una casa del country del club Logaritmo, en el kilómetro 4 de la ruta nacional 34, en Ibarlucea, que utiliza como residencia el cordobés detenido.

Policías en acción. Así como los robos a la joyería fueron un premio a la osadía, la investigación que terminó con la detención de los dos sospechosos del atraco televisado a Work fue fruto de la obstinación de los efectivos de la comisaría 2ª. La exhibición de los rostros de los dos delincuentes, captados por las cámaras de la joyería, fue vital al comienzo de la pesquisa. Pero con el correr de los días se transformó en un elemento que espantaba a los ladrones.

Todo comenzó cuando un oficial de la Inspección 2ª Zona, que tiene las comisarías del norte y noroeste de Rosario, reconoció a uno de los ladrones por la fotos del diario. "Ese es el cordobés que tuvimos detenido en la 7ª", comentó, en relación a la seccional de Cafferata al 300.

Así se supo que era Javier A., de 32 años, con fama en escruches, que son los robos en viviendas en ausencia de sus moradores. Además de la 7ª el cordobés estuvo preso en la seccional 4ª de Rosario a inicio de año, acusado de una tentativa de robo en un depósito de 27 de Febrero y Buenos Aires.

Ese dato fue la punta del ovillo para los empleados de la 2ª. Supieron que Javier A. está casado con una rosarina y tiene un domicilio en el country de Logaritmo. También se concentraron en los socios con los que el cordobés se movía en Rosario.

Siguiendo a Javier A. los vigilantes rosarinos se toparon con un hombre que se movía entre la clase media acomodada. Un interesante desafío a plantear para los sabuesos de la Afip. Además de la casa en Logaritmo usaba tres autos de modelos recientes: un Honda Fit, un VW Crossfox y una 4x4 Toyota Rav. En la provincia de Córdoba tenía un departamento en Achaval Rodríguez entre Obispo Trejo y la avenida Vélez Sársfield, en el barrio Nueva Córdoba de la capital, a cinco cuadras del shopping Patio Olmos. En Traslasierra tenía complejos de cabañas en Cura Brochero y Arroyo de los Patos, localidades ubicadas a pocos kilómetros de Mina Clavero.

En Córdoba. Con los datos recabados en cinco semanas de pesquisa, la jueza María Laura Sabatier libró allanamientos. El jueves, vía exhorto a la Justicia cordobesa, se requisaron domicilios de la ciudad de Córdoba y en las localidades de Cura Brochero y Arroyo de los Patos.

En el departamento de calle Achaval Rodríguez fueron detenidos Javier A. y su compañera Roxana F., de 23 años. Y en las cabañas de Arroyo de Los Patos fueron incautados varios bultos con ropa Fiume y algunas joyas y relojes. También hallaron stickers con inscripciones de la joyería Work y números de series de alhajas del mismo comercio. Un lote de joyas y relojes secuestrados quedaron en resguardo de la Justicia cordobesa.

Y en Rosario. El viernes hubo allanamientos a nivel local. En el country de Logaritmo hallaron una pistola Bersa 22 y un revólver 32. También había entre los residuos de la casa stickers y remitos de la joyería asaltada. El aspecto del interior de la casa era la de un lugar abandonado a toda prisa. En una casa de dos plantas de Deán Funes al 3400 fueron detenidos Lucas M. y su concubina Antonella G., de 25 años.

La policía señaló que Lucas M. es el segundo ladrón de la joyería. Sus allegados ayer lo negaron rotundamente. (Ver siguiente página)

En la planta alta, en un improvisado depósito tras una pared, se incautaron 2.600 prendas de la marca Fiume. Unas 30 bolsas en total con indumentaria y calzado. Mañana los detenidos serán escuchados por la jueza Sabatier. El juez Marcelo Vienna, en suplencia en Instrucción 8ª, debe indagarlos por el robo a Fiume. El juez correccional José Luis Suárez por el hallazgo de las armas en Logaritmo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario