Edición Impresa

Cayeron las exportaciones de alimentos

Durante el primer semestre los envíos al exterior bajaron 19,8 por ciento en volumen, según datos de varias consultoras. Harina y lácteos, lo peor.

Martes 10 de Septiembre de 2013

La harina de trigo, los lácteos —en especial la leche en polvo—, los vinos y las golosinas encabezan las caídas de las exportaciones de alimentos argentinos durante el primer semestre, según los informes de distintas consultoras. La baja en los envíos de alimentos —que sumaron 8.425 millones de dólares en el primer semestre— fue de 7,6 por ciento en valores pero de 19,8 por ciento en toneladas, según la consultora IES.

Las razones son varias e incluyen la pérdida de competitividad por el tipo de cambio, la suba de costos que deja fuera de mercado a algunos productos, la caída de ciertos precios internacionales, el clima o la intervención directa del gobierno.

La harina de trigo fue lo que más cayó, con un derrumbe de 37,1 por ciento, de acuerdo con las cuentas de Ieral de la Fundación Mediterránea.

Juan Manuel Garzón, responsable del área agroalimentaria del Ieral, explicó que "además del problema climático, el gobierno pidió expresamente a los molinos que no exportaran harina para no desabastecer el mercado interno".

Los lácteos, por su parte, cayeron un 12,9 por ciento, en especial la leche en polvo, debido principalmente a la baja de los precios internacionales, que se empezó a registrar a partir de finales de 2012 y que al no ser atractivos hacen que la oferta se haya volcado al mercado interno.

Para Miguel Paulón, presidente del Centro de la Industria Lechera, "el problema es que durante el 2012 hubo precios internacionales más bajos y esto generó un efecto arrastre, que determinó menor producción de materia prima ". Y agregó: "no olvidemos el clima, tuvimos lluvias importantes y frecuentes que también impactaron en la producción".

Un caso particular son los vinos, que en lo que va del año marcan una caída del 22 por ciento en litros y 5 por ciento en dólares en todas sus variedades. Esta caída según los bodegueros está relacionada con el tipo de cambio y con los altos costos de producción. Juan Carlos Pina, gerente ejecutivo de Bodegas de Argentina, opinó que "hay insumos como etiquetas o botellas que se compran afuera y los precios son en dólares".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario