Edición Impresa

Causa Monos: la jueza Rodenas rechazó los motivos de la excusación de Vienna

La magistrada no halló argumentos que justifiquen la "violencia moral" que llevó a su par a alejarse del expediente. Ahora, según una fuente judicial, decidirá un camarista.

Viernes 17 de Octubre de 2014

La jueza Alejandra Rodenas rechazó ayer el pedido de excusación presentado dos semanas atrás su par Juan Carlos Vienna, quien lleva adelante la investigación de la causa de Los Monos y de la cual decidió apartarse "por violencia moral" después de que se difundieran sus presuntos vínculos y viajes con Luis Alberto Paz, el padre de Martín "Fantasma" Paz, el joven cuyo crimen dio origen al expediente. Ahora, según una fuente judicial, en el marco del nuevo sistema penal un camarista deberá determinar qué magistrado continúa al frente de la causa.

Para rechazar el expediente de 19 mil fojas Rodenas sostuvo que en la inhibición el juez Vienna no indicó "cuáles serían los motivos que lo colocarían en situación de «violencia moral». La única referencia, según se lee, lo es en relación a la circunstancia de haberse mencionado a personas allegadas al magistrado como prueba que se califica de «impertinente» en un incidente recusatorio contra él mismo. Pero no se explica quién es el familiar, ni qué se pretende del mismo, ni en el marco de qué trámite se pretende algo de tal persona, con lo cual es difícil —por no decir imposible— entender como una circunstancia que se desconoce coloca al magistrado en situación de «violencia moral»".

El camarista que intervenga para determinar la competencia del caso —será sorteado en la Oficina de Gestión Judicial— primero deberá evaluar el argumento planteado por Vienna para apartarse de la causa y las razones de Rodenas para rechazar hacerse cargo de la misma. Y luego determinar qué magistrado tomará el expediente. "Si las razones de la jueza Rodenas son atendibles, el caso deberá volver al juzgado de Vienna. Pero como ya se excusó, la otra posibilidad es que quede al frente del caso el tribunal que continúe en el orden de prelación. Aunque, si el camarista rechaza los motivos que planteó Rodenas, el caso se deberá tramitar en su juzgado", explicó el vocero tribunalicio.

El apartamiento. El 29 de septiembre pasado, después de dos años en los que procesó a 36 personas y enfrentó dos recusaciones rechazadas por un camarista penal, Vienna decidió apartarse de su rol de juez instructor de la pesquisa en la que se investiga la actividad narcocriminal de Los Monos. Uno de los cuestionamientos fue planteado en mayo de este año. Los defensores de dos de los imputados, Ariel Máximo "Guille" Cantero y el policía Sergio Blanche, pidieron su recusación ante "la gravedad institucional" que se originó al conocerse una planilla de Migraciones donde figura que Vienna había ingresado al país luego de un viaje a Estados Unidos casi al mismo tiempo que el padre de Martín "Fantasma" Paz, el joven vinculado al clan del barrio Las Flores que fue asesinado en septiembre de 2012 y dio inicio a la investigación.

Para sumarle más polémica a la situación, en la última semana de septiembre se difundió una foto en la que se observa al propio Vienna compartir con Luis Paz la tribuna del estadio de San Antonio (Texas) durante la pelea de box entre Marcos Maidana y Aaron Broner, realizada en diciembre pasado, lo cual no hizo más que confirmar la relación advertida en la documentación oficial de los viajes. El magistrado primero negó ser la persona que aparece en esa imagen del ring side, aunque luego lo reconoció ante un canal de televisión porteño.

En el texto en el que dio a conocer su apartamiento, el juez Vienna sostuvo: "Nuestro medio aún no está del todo preparado para hacer investigaciones de criminalidad organizada con plurales sujetos, imputados detenidos y delitos graves en los que se ha probabilizado su autoría. Algunos sectores no elaboraron cabalmente cuál es su función en estos procesos, dándole más importancia a una foto de un evento deportivo y si alguien (que no es parte del proceso) estaba más o menos lejos del magistrado, en contraposición con las acciones del juez en relación a quiénes procesó".

Gajes del oficio. Respecto de su rol enumeró una serie de circunstancias a las que llamó "gajes del oficio del juez penal", como las "amenazas" a su vida y a la de su familia, "convivir con custodia policial", intentos de "desacreditación de algunos sectores" y la "crítica razonada o no de legisladores" que, afirmó, debió "comprender y absorber como reglas de juego".

Sostuvo que, en su carrera de más de 25 años, esas situaciones "no influyeron en lo más mínimo" en su fuero íntimo ya que todo lo decidido fue desde un tribunal "imparcial e independiente".

Pero al referirse a los últimos acontecimientos, Vienna afirmó que "como prueba impertinente de la recusación se intenta colocar a personas muy allegadas" a su vida para que sean "auscultadas sobre aspectos menores, secundarios y ajenos a la investigación con el solo propósito" de desacreditarlo. En ese sentido, apuntó que a partir de esa acción "impertinente" y el hecho de que "la investigación está agotada" decidió apartarse del proceso por "violencia moral". Todo eso sin que se difundiera el video en el cual "aconseja" a uno de los policías procesados "cambiar de abogado" para mejorar su situación (ver página 31).

En ese marco, la jueza Rodenas objetó las afirmaciones de Vienna. "El señor magistrado califica de «impertinente» la prueba pretendida pero, contradictoriamente, no la produce. En buen romance, parecería que se inhibe de entender al solo efecto de evitar producir la misteriosa diligencia probatoria, con lo cual resulta evidente que la invocada causal de inhibición es sólo aparente y no real. A su vez no puede dejar de sorprender la falta de coherencia entre las expresiones de que el caso se encuentra prácticamente acabado y que sólo restarían unas pocas "providencias de trámite" y la elevación a juicio, con la actitud asumida en tan ligero desprendimiento, pues el sentido común indica que si sólo restaban unos pocos trámites de naturaleza casi administrativa la prudencia debiera primar antes de decidir como se decidió", sostuvo la jueza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario