Edición Impresa

Cataluña insiste en el referéndum de secesión

El presidente de la Generalitat lamentó la ausencia de alternativas durante el primer encuentro con Rajoy en casi un año.

Jueves 31 de Julio de 2014

El presidente regional de Cataluña, Artur Mas, ratificó ayer su decisión de convocar un referéndum de autodeterminación en noviembre, tras reunirse con el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, que considera ilegal esa consulta. "Mi mensaje ha sido exactamente el mismo que hace un año, estamos decididos a seguir adelante y además queremos hacerlo en el marco legal y, a poder ser, de acuerdo con el Estado", afirmó Mas a la prensa en Madrid. Sin embargo, "la conclusión por parte del Estado es que no hay ninguna propuesta alternativa aparte de decir que es ilegal", afirmó Mas, reiterando su opinión de que "se puede encontrar un modo de hacerlo legal si existe la voluntad política".

El primer encuentro entre los dos mandatarios en casi un año duró dos horas durante las cuales "se pudo hablar de temas diferentes y con una cierta profundidad", explicó Mas, admitiendo que "hay un clima de diálogo abierto". "Hoy (por ayer) no era el final de nada", dijo en respuesta a quienes preveían que el conflicto entre Barcelona y Madrid se enquistase con esta reunión.

El presidente catalán, enfrentado al gobierno español desde hace dos años por un sistema fiscal que considera injusto para Cataluña —locomotora económica de España convertida con la crisis en una de sus regiones más endeudadas—, dijo haber entregado a Rajoy una lista de 23 propuestas en cuestiones de economía, finanzas, infraestructuras o servicios públicos. Y consideró que "antes de finales de año se tienen que desbloquear algunas de estas cosas" si Madrid quiere.

Sin embargo, en el referéndum sobre la independencia previsto por su gobierno, con el apoyo de una amplia mayoría del Parlamento regional catalán, "la respuesta de Rajoy fue la misma de siempre: no pueden hacerlo porque es ilegal".

Prevista para el 9 de noviembre la consulta tendría una doble pregunta: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado? ¿Quiere que sea un Estado independiente?", lo que deja la puerta abierta, por ejemplo, a un Estado federado con España.

Mas advirtió que si no se permite a los habitantes de Cataluña, región de 7,5 millones de personas en el noreste del país responsable del 20 por ciento del PIB español, expresar su deseo en las urnas "no habrá una solución ni estable ni buena" para nadie.

Mas aterrizó en Madrid debilitado por el escándalo que estalló en Cataluña con la confesión del ex presidente e histórico líder catalán Jordi Pujol, de que había ocultado dinero en el extranjero durante décadas proveniente de la herencia de su padre. El emblemático Pujol —fundador de CiU (Convergencia i Unió) y "padrino político" de Artur Mas, además de aval para su giro independentista— se encuentra bajo sospechas de corrupción, cuyo alcance aún se deberá determinar, y puede minar las aspiraciones del presidente catalán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS