Edición Impresa

Caso Paladini: esperan una prueba fundamental desde hace cuatro meses

Análisis de las muestras tomadas en la zona. Es un examen clave que debe realizar Gendarmería para determinar si el empresario fue víctima de un hecho de inseguridad.

Viernes 23 de Enero de 2015

La fiscal que lleva adelante la investigación del accidente donde falleció Juan Alberto Paladini espera el resultado de una prueba "fundamental" para determinar si el empresario fue víctima de un hecho de inseguridad. Se trata del análisis de las muestras tomadas hace casi cuatro meses en la zona de los impactos que ostenta el parabrisas del automóvil Audi R8 que fue hallado el pasado 13 de septiembre en una zanja en avenida Circunvalación, en sentido norte-sur, a unos 200 metros previos al acceso a la autopista a Córdoba. La tarea está en manos del laboratorio de la Gendarmería Nacional.

La fiscal adjunta de la Unidad Especial de Homicidios, Mariana Prunotto, señaló ayer que la investigación por la muerte del titular de la empresa Paladini sigue su curso, a la espera del informe de Gendarmería que permitirá avanzar con otras medidas judiciales, como por ejemplo la reconstrucción del hecho.

Concretamente, se trata del análisis de los hisopados tomados en la parte interna y externa del parabrisas que permitirán determinar la existencia de sustancias extrañas en los tres impactos que dejó el accidente. Las muestras, fueron tomadas a mediados de septiembre por miembros del Departamento de Criminalística y Estudio Forense de la fuerza nacional.

El deceso del empresario rosarino se vinculó en un primer momento con una mala maniobra al volante, en un día de densa llovizna, calzada resbaladiza y escasa visibilidad que habrían provocado el despiste. Sin embargo, su familia abonó la hipótesis de una agresión externa, concretamente un ladrillazo en el parabrisas que lo hizo perder el control del vehículo", según denunció a escasos días del hecho su nuera, la modelo Rocío Guirao Díaz.

En la zona no hay cámaras de seguridad, ni se hallaron testigos directos que ayudaran a revelar la mecánica del hecho.

Los primeros resultados de una inspección ocular realizada por la Gendarmería avaló esa teoría. De los tres impactos que presentaba el parabrisas del coche, los peritos concluyeron que dos fueron realizados desde el exterior del auto por un objeto contundente. Esas conclusiones se contraponen con el informe de la policía provincial donde se ratifica que los golpes fueron desde adentro hacia afuera del rodado, descartando la hipótesis del piedrazo o algún hecho de inseguridad.

A la espera. Con la segunda parte de estas pericias se busca confirmar la existencia de un golpe externo y establecer si fue producto de un objeto arrojado al vehículo u otro elemento con el que el auto dio al momento del vuelco.

"Todavía estamos esperando el informe de Gendarmería", sostuvo la fiscal y si bien advirtió que las muestras fueron tomadas "hace un par de meses", es un plazo "normal", ya que se trata de una institución que presta colaboración a las causas originadas en todo el país. "Tenemos que esperar a los tiempos que son razonables dentro de todo", consideró en diálogo con LT3.

Sin embargo, fuentes relacionadas con la causa indicaron a La Capital que la fiscal ya reclamó en dos oportunidades, la primera en noviembre y otra al mes siguiente, que el organismo nacional envíe el resultado de los análisis.

Análisis. Además de estos exámenes de laboratorio, se esperan sumar también estudios para determinar la velocidad a la cual iba el coche en base al daño presentado en el vehículo, ya que en el pavimento no se encontraron huellas de frenada.

Una vez reunidos todos estos elementos, se podrá avanzar con otras medidas.

"Hasta entonces —sostuvo la funcionaria judicial—, no podremos afirmar nada sin reunir toda la evidencia recolectada, que permitirá contar con la certeza de saber qué pasó".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario