Edición Impresa

Caso Nicolás Mansilla: Lo condenan a 17 años de cárcel por un homicidio

La pena recayó en un joven de 20 años juzgado por matar a Nicolás Mansilla porque le hacían bullying y no lo dejaron entrar a un cumpleaños.

Miércoles 13 de Abril de 2016

Héctor Emanuel Funes, el joven de 20 años que mató de una puñalada a Nicolás Mansilla en julio de 2016 tras un cumpleaños, fue condenado ayer a 17 años de prisión en una sentencia unánime. Los tres jueces del tribunal lo consideraron autor de un homicidio simple y aplicaron una pena alta para ese delito. El fallo fue recibido con emoción y aplausos por parte de la familia de la víctima, que había montado una guardia con fotos y carteles en el acceso a Tribunales por calle Moreno. La defensa, que reclamaba una atenuación por emoción violenta, evaluará si presenta una apelación.

El 26 de julio de 2031 vencerá la elevada pena que los jueces Gonzalo López Quintana, Hebe Marcogliese y José Luis Suárez le impusieron ayer a Funes. Lo encontraron autor de homicidio simple, una figura que se aplica cuando no se utiliza un arma de fuego ni intervienen otros agravantes. En la audiencia de ayer sólo se dio a conocer el veredicto y en los próximos días se divulgarán los fundamentos.

Nada alcanza. Los familiares de Mansilla respondieron con un aplauso y salieron de la sala. Los más jóvenes saltaban, se abrazaban. Norberto Mansilla, el padre de Nicolás, se largó a llorar en un pasillo. "Siento que nada nos va a alcanzar pero estamos bastante conformes", concedió, consciente de que el monto de una pena de prisión, por elevado que sea, no compensa dolor. "Les tengo que agradecer a los fiscales, a los abogados. Estoy más que conforme por como trabajaron", dijo, y agradeció a sus compañeros de trabajo y los amigos de su hijo que aún lo acompañan.

Como querellantes (representados por el abogado Marcos Cella) los familiares habían pedido 23 años de condena para Funes como autor de un homicidio simple. Lo mismo requirió el fiscal Florentino Malaponte. "Si bien no fue la pena que pedimos, está dentro de los parámetros de justicia y también del sentido común. Un voto unánime de estas características nos indica que hemos trabajado bien y hemos sido claros con lo que quisimos transmitir", opinó el encargado de la acusación.

La defensora pública Silvana Lamas, quien representó a Funes junto a Daniela Asinari, señaló que esperarán conocer los fundamentos del fallo para decidir si apelan una pena que la mayoría de los abogados presentes entre el público calificaron de alta para un ataque con arma blanca y cometido por un joven sin antecedentes penales. La defensa había planteado que fue un homicidio sin intención (el puntazo fue en una zona que no siempre es letal), en un contexto de bullying y con emoción violenta, dijeron.

Ataque fatal. El crimen ocurrió el 26 de julio de 2015 frente a una casa de Tierra del Fuego al 1200 , en La Florida Norte, donde un amigo de la víctima festejaba un cumpleaños. Funes, a quien los jóvenes del barrio llamaban "El Elfo", fue a esa fiesta pero no lo dejaron entrar. Según la defensa, era marginado y hostigado por el grupo. Entre las 5.30 y las 6, según el fiscal, el muchacho fue a su casa, tomó un cuchillo y al regresar buscó a Mansilla, de 22 años, a quien hirió en la fosa ilíaca izquierda, afectó una arteria y le causó la muerte.

A lo largo del juicio el fiscal Malaponte planteó que el crimen fue un acto preparado, sin reacción defensiva, y pidió una pena alta en función del daño causado. En los alegatos finales la defensora Asinari planteó que Funes cometió una agresión "irreflexiva", sin intención de matar, y citó un estudio psicológico según el cual actuó "de manera automática, por una invasión de la emoción a la conciencia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario