Edición Impresa

Caso Medina: una denuncia vuelve al viejo sistema penal

Es la presentación hecha por tres legisladores provinciales contra una ex jueza y dos funcionarios que manipularon una computadora personal

Sábado 08 de Marzo de 2014

La denuncia presentada por tres legisladores provinciales del justicialismo para que se investigue penalmente a dos funcionarios del Poder Ejecutivo y a una jueza por mal desempeño en la causa por el crimen del empresario Luis Medina duró poco en la órbita del nuevo sistema penal. Había sido remitida a ese ámbito por la jueza Alejandra Rodenas, quien tuvo en cuenta que la denuncia por la manipulación de una computadora de la víctima por parte de esos funcionarios fue posterior a la entrada en vigencia del régimen oral (el 10 de febrero). Sin embargo, el fiscal regional Jorge Baclini devolvió el sumario planteando que no está claro el encuadre penal, si el hecho fue anoticiado antes o después del cambio de modalidad y que no se había pronunciado el fiscal del caso, Carlos Covani.

La denuncia presentada por los legisladores Gerardo Rico, Eduardo Toniolli y Mariana Robustelli, con la asistencia del abogado Fernando Rosúa, recayó en el juzgado de Rodenas porque la magistrada es quien investiga el doble crimen de Medina y su novia, Justina Pérez Castelli, acribillados el 29 de diciembre pasado en el acceso sur y Uriburu.

Los diputados requirieron que se investigue por mal desempeño a Javier Echaniz, secretario de Tecnologías para la Gestión, y al subsecretario Martín Degrati, ambos dependientes del Ministerio de Gobierno, por haber manipulado la computadora secuestrada en la habitación del hotel Pullman donde se alojaba la pareja. Y, además, pedían que se investigue a la ex jueza de Instrucción María Luisa Pérez Vara —sancionada por la Corte Suprema— por no hacerse presente en la escena del crimen pese a estar en turno.

De un lado a otro. Rodenas remitió la denuncia a los fiscales del nuevo sistema y acompañó a la denuncia de los diputados el resultado de la pericia de Gendarmería realizada sobre la computadora en cuestión, la cual arrojó que no hubo archivos borrados o eliminados durante la manipulación de los funcionarios.

Si bien detectó que 497 archivos estaban modificados, señaló que eso no se debió a una acción humana sino a cuestiones de automatización de sistema operativo. El examen no encontró información de utilidad para la causa: la mayoría de los registros eran fotos y se detectó que la máquina tenía poco uso.

Sin embargo el titular de la acusación, Jorge Baclini, devolvió la denuncia remarcando que en el material remitido a las fiscalías "no se precisa el encuadre legal" requerido, lo cual constituye "una circunstancia vital para determinar si los hechos fueron o no anoticiados antes o después del 10 de febrero". Además remarcó que "el fiscal del viejo sistema no se ha pronunciado". Con lo cual la denuncia recayó en Covani, que en breve emitirá un nuevo dictamen.

Covani ya había tenido la denuncia apenas se presentó. Entonces dispuso remitir al juzgado Correccional 8 las consideraciones pertinentes a la jueza Pérez Vara, ya que allí se tramita una denuncia por presunto incumplimiento de los deberes de la magistrada dada su ausencia en el lugar del hecho. Con respecto a los funcionarios del Ejecutivo, quedó a la espera de que el resultado de la pericia de Gendarmería aclarara en qué consistió la manipulación de la máquina. Ahora, el próximo paso para definir si la denuncia de los diputados prospera quedó en sus manos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS