Edición Impresa

Caso Ciccone: El oficialismo rompió el silencio y ensayó una defensa de Boudou

Cristina sigue sin hacer mención del procesamiento de su vice pero instruyó a algunos de sus ministros a salir públicamente. Capitanich y Rossi compararon la situación del vicepresidente con la de Macri, quien está procesado por espionaje.  

Martes 01 de Julio de 2014

La presidenta Cristina Fernández eludió ayer referirse al procesamiento de su vicepresidente Amado Boudou por la causa Ciccone, en tanto desde el gobierno compararon la situación del funcionario nacional con la del mandatario porteño, Mauricio Macri, que continúa en el cargo aunque está procesado por las escuchas ilegales.

El macrismo, en tanto, advirtió que es "absolutamente mentira y falsa" la comparación que hace el kirchnerismo de la situación judicial de Boudou con Macri, ya que, argumentaron, el jefe de Gobierno porteño siempre estuvo "como todas las personas inocentes, a disposición para responder las preguntas de la Justicia y para someterse a los procedimientos previstos".

En medio de la expectativa generada, en el breve mensaje que pronunció al inaugurar un carril en la avenida General Paz, la jefa del Estado mantuvo silencio sobre el caso de su vice, actualmente fuera del país, aunque para ese momento algunos de sus funcionarios habían hecho algunos comentarios sobre el particular.

Tras evitar revelar si la presidenta le pedirá a Boudou que tome licencia o dé un paso al costado, Capitanich aseguró que "sobre esta cuestión no hemos tenido diálogo (con la jefa del Estado) porque trabajamos en temas de agenda institucional respecto a la complejidad de la causa judicial de los fondos buitre en los Estados Unidos. Es parte del trabajo que nos corresponde hacer".

"No soy abogado penalista para opinar sobre el estado procesal", se disculpó Capitanich, y comparó el caso de Boudou con el procesamiento de Macri, marcando así el camino para que otros pocos funcionarios opinaran más tarde sobre el mismo tema.

"El caso del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es exactamente el mismo y uno observa que la participación en los medios es casi inexistente", aseguró y agregó: "Los mismos dirigentes opositores que se expiden con furibundas declaraciones sobre esta causa no lo hacen con la causa del jefe de la Ciudad. Observo un tratamiento inequitativo y desigual".

En sintonía, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, consideró que "la situación procesal" del jefe de Gobierno porteño "es más agravada" que la del vicepresidente porque fue confirmada por la Cámara de Apelaciones.

"Mauricio Macri sigue siendo jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y es candidato a presidente", dijo, al tiempo que recordó que "por el delito de escuchas, cayó un presidente de los Estados Unidos, (Richard) Nixon".

Rossi comparó asimismo el procesamiento de Boudou con las situaciones judiciales de los diputados Oscar Aguad (UCR) y Federico Sturzenegger (PRO), y reclamó a los "dirigentes políticos que piden" que el vicepresidente "tome licencia" o "renuncie" que "digan" si "hicieron lo mismo" con sus "compañeros" o "correligionarios".

El jefe del bloque PRO en la Cámara de Diputados, Federico Pinedo, salió al cruce de estas acusaciones al asegurar que la situación de Boudou y la de Macri son "totalmente distintas" y reclamó que el vicepresidente "se someta a una comisión investigadora" en el Congreso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS