Edición Impresa

Caso Ciccone: Divergencias en el gobierno sobre si Boudou debe pedir licencia

La situación judicial del vicepresidente incomoda al oficialismo y sus funcionarios salieron a expresar sus diferencias. Capitanich se excusó de opinar sobre el pedido de la oposición. Randazzo defendió al vicepresidente.  

Martes 20 de Mayo de 2014

Ministros del gabinete nacional dejaron expuestas ayer las diferencias que existen respecto de la polémica lanzada por la oposición para que el vicepresidente Amado Boudou pida licencia hasta que se aclare su situación, en el marco de la investigación por la causa Ciccone.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, prefirió la cautela y se excusó de opinar sobre el tema, al sostener que "no me incumbe" abrir juicio en ese sentido y afirmó que "sí" le "parece muy importante observar el desenvolvimiento de todo el proceso judicial".

En cambio, el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, justificó que Boudou no pida licencia a pesar de ser investigado por presuntas negociaciones incompatibles con la función pública, al señalar que "no está procesado ni nada" y señaló que "la única que la puede resolver es la Justicia".

En tanto, la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, pidió ayer a Boudou "un poco de dignidad" y consideró que "tendría que dar un paso al costado".

En su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, Capitanich respondió con un escueto "no me incumbe a mí", a una consulta sobre si considera que Boudou debería pedir licencia.

Luego, el jefe de ministros se refirió a las declaraciones formuladas el domingo por Boudou en el programa 678 de la TV Pública: "El vicepresidente ha manifestado claramente en un programa de televisión su posición, en el sentido de que está permanentemente a disposición de la Justicia para responder a sus requisitorias".

"Nosotros tenemos que respetar el sistema republicano y democrático de gobierno, la división de poderes, el funcionamiento independiente del Poder Judicial, y obviamente el debido proceso" que se le sigue al vicepresidente.

"Observamos que eso es lo que debería ocurrir y ocurre efectivamente en este tema", concluyó.

El vicepresidente es investigado por presuntas negociaciones incompatibles con la función pública, por interesarse en el levantamiento de la quiebra de Ciccone que terminó en manos de Alejandro Vandenbroele, a quien su ex mujer señaló como el testaferro de Boudou.

El viernes pasado, la sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal rechazó el pedido de sobreseimiento de Boudou en la causa Ciccone, por lo que el funcionario seguirá siendo investigado.

Boudou rechazó el domingo la posibilidad de apartarse de su cargo por las acusaciones, a la vez que aseguró que "nadie intenta trabar la Justicia" y que evitará "involucrar" al gobierno en su defensa.

"No, porque estoy convencido de lo que estoy diciendo y haciendo, tengo una tarea que cumplir, me eligieron para eso. No voy a aflojar, les digo a los que me la tienen jurada", sostuvo Boudou, y agregó que "la investigación está en curso, en ningún momento se detuvo, dirigentes del arco opositor decían que había que pedir licencia y la Justicia está trabajando".

A diferencia de Capitanich, quien evitó declarar al respecto, Randazzo opinó: "No, ¿por qué va a tener que pedir licencia? No está procesado ni nada".

La oposición insiste en que dé un paso al costado

Dirigentes de distintos espacios de la oposición volvieron a reclamar ayer que el vicepresidente Amado Boudou se aparte de su cargo mientras se desarrolla el proceso judicial que lo investiga por la venta la imprenta ex Ciccone Calcográfica.

El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, se pronunció a favor de que Boudou renuncie a la Vicepresidencia. El mandatario justicialista le reclamó al titular de la Cámara alta “renunciar y ponerse a disposición de la Justicia”, en el marco de la causa judicial en su contra, iniciada hace más de dos años.

“Un ex vicepresidente de Estados Unidos, Spiro Agnew, pidió que lo aparten porque le comprobaron irregularidades en una declaración jurada de impuestos”, señaló De la Sota.

Por su parte, la diputada de Unión por Todos, Patricia Bullrich, remarcó: “Se necesita que el vicepresidente pida una licencia porque estamos en un nivel muy avanzado en una causa, llegando a indagatoria. Es algo que se inclina más hacia la culpabilidad que a la posibilidad que sea declarado inocente y eso no es bueno”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario